Y es que vean nomás lo que hizo el central del Maccabi Umm al-Fahm de la Liga Leumit de Israel, Ashraf Soliman, parecía delantero, se aventó una bicicleta y luego un tremendo ‘autogolazo’ que se aventó.

Ese gol significó el empate a dos goles, lo que mandó el encuentro a tiempos extra y fue aquí donde el mismo Soliman metió el gol de la victoria y así vencer al Hapoel Afula.

Lee también   El mejor pase de todos los tiempos.