Hay individuos irreverentes, en todos lados. Son parte de la naturaleza. Pero hay sitios donde la irreverencia a veces está fuera de lugar. Una cancha de tenis, por ejemplo. El tenis es un deporte antiguo, de tradiciones muy rigurosas. Es formal pues.

Y de repente Nick Kyrgios hace esto.

Lee también   Seguidores del Chapecoense reciben como héroes a los jugadores de Atlético Nacional
  • Mata-dor

    Esta nota ni es de futbol y aparte es irrelevante. Vamos bien FS.