El nigeriano Sam Sodje, jugador del Portsmouth, no estaba nada contento con Jose Baxter del Oldham y por ello intentó golpearlo dos veces en los testículos.

Lee también   Debut de Marco Fabián en la Bundesliga
  • Macario

    Y el pobre tonto pensó que estaba siendo muy discreto