Francesco Bardi, portero del Livorno le quitó la oportunidad a Juan Manuel Vargas de festejar un golazo de taquito con una gran atajada, a los 60 minutos del partido. Lo bueno fue que 6 minutos después, la afición pudo cantar el gol de Gonzalo Rodríguez que le dio el triunfo de 1-0 de la Fiorentina.

Lee también   A la Zidane