El sueño de todo futbolista joven es llegar a un equipo grande en Europa como lo puede llegar a ser el AC Milan. Sin embargo, en la actualidad, los jugadores están acostumbrados a pasar de un equipo otro y fingir amor por esa camiseta, diciendo frases que gusten al público solo para tener mayor aceptación.

Es una práctica normal, pero que tiene sus riesgos. Le pueden preguntar a Lucas Biglia, jugador argentino que pasó de la Lazio al Milan para la temporada 17-18 y en su primer encuentro con los fanáticos rossoneros, le pidieron que dijera algo a los seguidores.

El mediocampista, engañado por su cabeza, dijo “forza Lazio“. Los hinchas se quedaron perplejos e hicieron que Biglia rectificara. “Empezamos mal, eh”, le replicó un tifossi. Delirante.

Lee también   Balotelli, Kaká y 9 más
  • Elodin

    A veces me sorprende como los futbolistas pueden llegar a ser tan boca fácil (no de la forma que nos gusta).

    Por resbalones como estos se han nublado carreras de futbolistas donde es difícil volver a recuperar su imagen.

  • Svaccb

    Además de tronco es idiota

  • Ernesto

    Pueden jurar y decir las mejores porras, pero si en el campo no lo demuestran no sirve de nada.

  • Dave

    Este… yo soy yo, o algo esta mal con el titulo de la nota ¿se los “ganó” con este comentario? Yo creo que mas bien se ganó su desaprobación. Si estoy en lo correcto, esta misma nota es un ejemplo de lo que quisieron criticar, se apresuraron a escribirla sin pensar en lo que decían. mejor hubieran puesto “Lucas Biglia incendia las redes…” ya chole con esa frase :/

  • SANT

    En realidad lo pronuncia Forsa Lassio 😀