A muchos futbolistas les enoja que aficionados les pidan autógrafos o una fotografía. Otros recuerdan sus orígenes y colaboran de alguna u otra manera con la sociedad. También están aquellos que tienen fundaciones para ayudar. Asimismo están esos jugadores que prometen cosas y no cumplen. Pero el uruguayo Sebastián Fernández, jugador de Málaga, cumple con lo que promete y se da el tiempo de colaborar con los demás.

El charrúa acudió a visitar a algunos reos juveniles, a quienes les prometió dedicarles la celebración de un gol. Y lo hizo. Festejó como si estuviera esposado luego de anotarle a Sevilla. No sólo eso. En lugar de repartirles autógrafos a los presos, optó por visitarlos constantemente para echarse una cáscara con ellos. A su iniciativa se sumó Enzo Maresca, quien ve en la acción de Fernández una buena forma de que el futbol se expanda a todos.

Lee también   La nueva canción de Neymar
  • Tipazo

  • lager

    y x ke mejor no van a las escuelas para ke los niños se motiven pero ahhhh hay ke darles un premio a los pinches reclusos jaaaaaaaaaaa

  • Diego Maldonado

    Ya tiene una nueva idea Balotelli

  • beto

    que plantilla tiene el malaga!

  • Issac MM

    bien ahí, otra de las n mil diferencias que tienen las grandes ligas con México