Tanta fue la emoción de Andre Bikey, jugador del Middlesbrough, al escuchar el silbido final del árbitro Keith Stroud, que corrió directamente a cargarlo y abrazarlo.

Middlesbrough derrotó un gol por cero al Leeds en la Championship.

Lee también   Bolita por favor