Durante un partido benéfico, Neymar agarró un plátano de peluche aventado desde la tribuna y jugó con él, se lo ofreció al rival y luego le dio unas mordidas al plátano. Hizo una finta, pasó el balón y la jugada siguió, mientras Neymar tenía bien agarrado el peluche.

Lee también   El Ángel Di María salva a Argentina
  • Fuerza Rayos

    Crack
    bien bajado ese balon….