La liga ucraniana también nos obsequia pifias. El portero Vitali Nedilko, del Volyn Lutsk, recibió cinco goles del Shakhtar. Uno de ellos se los obsequió al dejar pasar el balón cuando intentó achicar. Pudo haber hecho mil cosas, pero prefirió regarla.

Lee también   Recordando al 'Piojo' López