El único gol que cayó en el partido entre Huracán y Rosario Central fue gracias este oso de Gastón Monzón, portero del Globo. Las imágenes hablan solas…

Lee también   Abreu amarga La Bombonera