El pasado 8 de diciembre se jugó el clásico entre el Recreativo Estrellas de Jovita contra el Deportivo Motorkart en la Liga Roca de Córdoba en Argentina.

En una jugada en el área, el portero del Motorkart, Gabriel Orozco, rechazó un balón al mismo tiempo que el delantero del Recreativo Estrellas, Nicolás Cardinal, buscaba rematar a gol, todo parecía que iba transcurrir con normalidad, pero Orozco se volvió loco y le mordió la mejilla derecha a Cardinal.

Cardinal fue llevado al hospital para que recibiera atención médica.

Lee también   Amarilla a los bomberos
  • El Robert

    Tsss se volvió loco ese porterito