Un gran espectáculo de goles fue el que dieron hoy el Inter y el Palermo, pero los goles no fueron la única atracción en el Giuseppe Meazza.

El nigeriano Joel Obi quedó literalmente como una “muñeco de nieve” luego de que en una jugada no lograra detenerse con los anuncios publicitarios y por ende tuvo que brincarlos. El resultado, pues ya lo vieron.

Lee también   Top Sapiens del fin de semana
  • Wasa05

    jhajhajha… me ataqué de risa cuando vi esa jugada, hjahja.. bien por los dos equipos que se la jugaron con todo y nieve, aparte de que dieron un espectáculo de aquellos que no se ven seguido en el calcio.

  • a la michael jackson

  • DJ

    Para los olimpicos de verano o invierno

  • Minirrudo

    Ya la tenía preparada, jajaja no la verdad estuvo curiosa.