Sokratis Papastathopoulos y Marko Arnautovic se vieron envueltos en un pequeño incidente durante el entrenamiento del Werder Bremen. Ambos jugadores se hicieron de palabras pero el primero en reaccionar fue el griego, quien soltó un par de golpes al aire, sin alcanzar conectar a su compañero. Como suele suceder en estos casos, terminaron jugando a las manitas calientes.

Lee también   Autogolazo de López Mondragón
  • el gran pez

    pegan como niñas

  • Lowenstein

    gay fight