Y vean esta presentación de la nueva armadura del Partizan de Belgrado.

Todo corría conforme a lo establecido, las chicas, muy guapas ellas haciendo su labor, los cantos al fondo adornaban el momento mágico y de repente apareció la desgracia.

¡Sí, al suelo camsieta con todo y maniquí! Y lo peor es que los que estaban ahí cerca ni se preocuparon por levantarlo, como que pensaron “yo no la tiré”. Los cantos siguieron y quién sabe si alguien se dignó a levantar del suelo los colores de la Institución.

Mientras no sea un presagio de lo que viene para el equipo todo está bien…

Lee también   El 'Tecatito' quiere, pero no lo dejan
  • aaah no bueno que lamentable esos weyes no sentian en verdad los colores del equipo XD

    • Lopezdoriga1

      aahh no bueno…

  • Alexis Quinteros

    Estaba buena para la noticia intracendente esta sopa… 😛