Kevin Volland, jugador del 1860 Munich de la Bundesliga II, hizo lo más difícil que fue tirar el balón al poste, teniendo todita la portería abierta, para ponerla donde él quisiera.

Al finalizar el encuentro, Volland fue entrevistado y sus palabras fueron las siguientes: “Ya me estoy preparando para el siguiente partido para poder olvidar mi falla, pero por los siguientes dos o tres días tendré que pensar en otra cosa”.

A final de cuentas, el 1860 Munich derrotó dos goles por cero al Energie Cottbus.

Lee también   Stefan Effenberg se estrena como entrenador
  • gabo

    Cual de los dos pendejos..