Estadio lleno, previa de un partido muy importante y con grandes jugadores pasando a tu lado. Parece el escenario ideal para que un niño pueda lucirse mostrando sus capacidades con el balón para llamar la atención del público y dar un paso a lograr un sueño. Parece.

Uno de los videos más virales de los últimos días muestra a un jovencito que trabajaba para arreglar un campo de futbol por las lluvias que habían caído en él. Mientras tanto, una pelota se cruzó en su camino y sintió la necesidad de patearla al arco para exponerse ante el público. Mala idea.

Con el cesped mojado, los zapatos menos adecuados y una inexperiencia notable, el joven terminó siendo la víctima del blooper del mes. Video:

Lee también   Mat Hummels y su baño con café caliente