Zlatan Ibrahimovic es conocido por todos por ser uno de los jugadores con un ego del tamaño de mundo, pero en el partido que disputó su selección contra Alemania, demostró que no siempre es un ogro y alentó a su compañero Tobias Sana, luego de haber fallado una oportunidad de gol.

Lee también   La verdad entre Ibra y Pep
  • El lord de la cancha

    Digo es algo normal su reacción… sea lo que sea es un tipo competitivo y estaban a un gol para empatar… Aparte en realidad no sabemos que le dijo cuando estaba detrás de el, esas palmadas pudieron haber sido de: “A la próxima me la dejas a mi en lugar de cajetearla”. Saludos

  • chaahah

    Goao! hay que darle una medalla.

  • tygu

    es una TApu