AFP | Desenlace de alarido
AFP | Desenlace de alarido

Victoria venezolana de un punto. Tremendo final, desenlace increíble que arrojó vibraciones sobrenaturales, futbol en esencia, descontrol abusivo de sus protagonistas y un inesperado resultado en el campo.

De futbol, mucho. Venezuela comenzó tratando bien al balón, seduciéndolo con un movimiento constante y de un lado a otro. La cancha estaba tomada por la Vino Tinto y sólo quedaba una cosa por hacer. Sin rival en los primeros minutos, Venezuela concretó un golazo. Error defensivo guaraní, el delantero Rondón amaga, visualiza la puerta y patea su destino con dirección perfecta. Nada que hacer para el meta Villar.

Pero entonces la lógica se hizo pedazos. Venezuela dejó de ser la de ahora y volvió a sus años de oscuridad. Se constituyó mejor el cuadro de Martino y ahí Paraguay fue más, recuperando su favoritismo. La pelota siempre rodó por sus elementos, volvió la determinación y empuje, y, con ello, el empate de Alcaraz. Una serie de rebotes tras un tiro libre lo dejó frente al balón y no dudó en estamparle todo el empeine. 1-1.

En la transición del tiempo, el cotejo se fue deprimiendo. Entradas duras, olvido de toque y mucha cerrazón, Venezuela y Paraguay protagonizaron un bache lamentable. Sin embargo jugadas de peligro las hubieron y por eso pudo alzarse momentáneamente el conjunto rojiblanco. Fue hasta el segundo tiempo cuando Lucas Barrios le dio la vuelta al marcador en un tiro de esquina aparentemente inocente. Otra serie de rechaces dejó mal parada a la defensiva venezolana y le regaló el segundo a Paraguay.

El tercero, aparentemente definitivo, se construyó de manera similar a lo antes visto: error en marcaje, perspicacia guaraní. Tiro de esquina cabeceado por el sorpresivo Riveros. ¿Se definía? Cuestión de tiempo para que llegara el pitazo final. Venezuela no arrancó motores nuevamente hasta que el reloj marcó el comienzo del tiempo agregado. Y ahí, el juego dio un giro letal, contundente y brillante.

Lee también   Borran a ocho del Tri

El empuje terminó igualando el marcador, pero con una victoria moral para los de César Farías. Lo increíble en cuestión de minutos: primero Fedor que concretó una diagonal evidentemente mal trabajada por la defensa de Verón, Da Silva, Torres y Alcaráz. Y, lo mejor de todo (para el futbol y para Venezuela), fue la última jugada. Histórico desenlace, tremendo momento. La cámara y los gritos del estadio apuntaron al portero Renny Vega que se animó al área contraria para el tiro de esquina. Lo cobran, vuela el balón, lo cabecea el portero venezolano, perfecta asistencia y gol de Grenny Perozo.

¡Pufff! Pincelada mágica. Así, con el 3-3 de Paraguay y Venezuela, se confirma el Colombia-Perú de cuartos de final. Paraguay depende del juego entre brasileños y ecuatorianos. Mientras tanto, se consolida la cenicienta del certamen: Venezuela llegó a cinco puntos, líder de grupo (por ahora) y todavía ostenta el invicto.. ¿ahora quién los detendrá?

Alineaciones

3-3

Arbitro: Enrique Osses (CHI)

Estadio Padre Ernesto Martearena, Salta

Paraguay
1 Justo VILLAR
2 Darío VERÓN
14 Paulo DA SILVA
17 Aureliano TORRES
5 Antolín ALCARAZ 33′
16 Christian RIVEROS 86′
20 Néstor ORTIGOZA
13 Enrique VERA 70′
21 Marcelo ESTIGARRIBIA 85′
9 Roque SANTA CRUZ 42’
19 Lucas BARRIOS 63′
18 Nelson HAEDO VALDËZ 42’ 75′
11 Jonathan SANTANA 70’ 80′
15 Víctor CÁCERES 85′
DT Gerardo MARTINO
67′
Venezuela
1 Reny VEGA
4 Oswaldo VIZCARRONDO
16 Roberto ROSALES
20 Grenddy PEROZO 90’+2 75′
6 Gabriel CICHERO
21 Alexander GONZÁLEZ 75′
5 Giacomo DI GIORGI
8 Tomás RINCÓN
17 Daniel ARISMENDI 64′
10 Yohandry OROZCO
23 Salomón RONDÓN 4′
18 Juan ARANGO 64’
7 Nicolás FEDOR 89′ 67’
9 Giancarlo MALDONADO 75’ 77′
DT César FARÍAS

Lee también   Ronaldinho y el camino a Marrakech
  • Que padre es ver esta ilusión en los Venezolanos…
    Como nosotros en el 92, cuando dimos la sorpresa.

  • Venezuela is growing up like US, guys.
    Do u know Johanna Maldonado? she won the best ass in Colombia 2009. Check it out

  • Yo creo que si, con Brasil fuera de la eliminatoria y el crecimiento de su futbol, este es el momento.