Disputar la Champions fue demasiado premio para estos dos intrascendentes equipos, por lo que la eliminación de ambos era totalmente merecida, más aún después del lamentable espectáculo de hoy. Un empate sin goles entre franceses y turcos certificó el bajo nivel de ambos, más alarmante si se tiene en cuenta el grupo en el que jugaron, con un Inter a la baja y un CSKA Moskva irregular e impredecible.

Penoso lo del Trabzonspor, empezando esta jornada con el segundo lugar de grupo en las manos y lo dejó ir en favor del CSKA, que sí se aplicó y ganó en su visita al Inter, mientras que los turcos se empeñaron en jugar a nada -esfuerzo bien correspondido por los franceses- y conformarse con la Europa League. También es una pena que Eden Hazard no pueda seguir mostrando su talento en Champions, pero si su equipo no le responde, es imposible.

Para ellos, acabó la aventura y demasiado premio llamado Champions; para nosotros, nos queda el alivio de ya no verlos.

Lee también   Raúl Jiménez juega los '90 en empate del Atlético