El Arsenal volvió a alejarse de la punta del campeonato en la Premier League por perder en su casa ante el Watford, por un sorprendente 1-2 que dejó molestos a casi 60.000 personas, que observan su caída a la tercera posición de la tabla.

A nueve puntos de la cima quedó el equipo de Arsene Wenger, que sufrió dos goles rápidos e inesperados apenas iniciado el partido, además de sufrir la lesión del galés Aaron Ramsey a los 20 minutos.

Antes de eso, a los 10′ y 13′ respectivamente, Younes Kaboul y Troy Deeney silenciaron al estadio con dos tantos que pusieron un temprano 0-2 en el marcador. El Arsenal descontó con Alex Iwobi a los 58′, unos minutos después de haber iniciado el complemento.

A los gunners no les alcanzó contar con Özil, Alexis Sánchez, Chamberlain, Walcott, entre otros, porque finalmente no pudieron igualar y se quedaron sin puntos en la fecha 23 del torneo. ¿Fin de la ilusión?

Lee también   Empate de milagro