Sporting Braga sorprendió a turcos y extraños al vencer 0-2 en la difícil Türk Telekom Arena del Galatasaray.

El Galatasaray firmó hoy lo que parecería una temprana despedida de la Liga de Campeones, al caer derrotado ante un Braga menos agresivo pero preciso en la definición
.
Los dos goles del Braga, en el minuto 27 el primero y ya pasado el 90′ el segundo, llegaron ambos de forma inesperada, al aprovechar los portugueses un hueco en el denso ataque turco y tomar a sus rivales por sorpresa y sin línea de defensa.

Arrojo y ganas de ataque no le faltaron al Galatasaray, pese a su reciente derrota contra el pequeño Orduspor en la Superliga turca, y durante el primer cuarto de hora, su dominio del balón era casi total. La posesión llegó al 67% en el lado local.

Por sorpresa al 27′ el único delantero de Braga se lanzó por un hueco, dribló a dos defensas y mandó la pelota atrás, donde llegó Ruben Micael para dispararle con potencia a Muslera, que aguantó de primera, pero no el remate de Ruben Amorim, aparecido en el lugar justo.

En la segunda mitad, el Galatasaray se fue con todo, y más aún en el último cuarto, donde su dominio ya era arrollador. Pero Braga aguantó corajudamente.

Y ya pasados dos minutos del 90′, el delantero Éder lanzó un segundo ataque sorpresa, rematado limpiamente por Alan. El gol puso fin al juego y a las ilusiones del equipo turco.

Galatasaray: Muslera; Nounkeu, Kaya, Eboué; Selcuk Inan, Felipe Melo (John Elmander 75′), Riera, Emre Çolak (Kurtulus 78′), Amrabat (Aydin 46′); Umut Yilmaz y Bulut.

Lee también   Terim: "Los milagros existen en el fútbol"

Braga: Forster; Ismaily (Hélder 84′), Paulo Vinícius, Douglão; Ruben Amorim, Rúben Micael (Nuno André 90′), Leandro Salino, Custódio, Alan, Hugo Viana (Djamal 78′); Éder.