Boca le ganó 1 a 0 a All Boys en el último partido del Apertura, y con este triunfo el Xeneize se sumó a la exclusiva lista de campeones invictos de la Argentina. El equipo de Falcioni llegó a los 29 partidos invictos y quebró el record de Vélez del equipo con la menor cantidad de goles en contra en un torneo con seis. El gol lo marcó Darío Cvitanich a los 33 minutos del segundo tiempo.

En un comienzo a puro festejo los jugadores de Boca ingresaron junto a sus familiares para dar una nueva vuelta olímpica y seguir con la celebración del título logrado hace dos fechas. El partido comenzó con un Boca que salió a buscar el partido desde el comienzo.

Al minuto de juego llegó al gol a través de Cvitanich, pero el tanto fue anulado por el árbitro, Gabriel Favale, por una mano del delantero que se acomodó la pelota antes de ingresar al área y definir.

A medida que avanzaron los minutos el ritmo del partido fue decayendo y el local dominó el juego a su ritmo. Recién a los 21 minutos el partido volvió a encenderse, primero Mouche probó con un remate desde lejos que controló Cambiasso, de contragolpe lo tuvo Matos pero reaccionó bien Orion que atoró al delantero para quedarse con la pelota, y de esa jugada llegó tuvo otra Boca en los pies de Mouche que entró al área pero Cambiasso se quedó con la pelota cuando el delantero se la quiso picar por encima.

A los 26 lo tuvo de nuevo el equipo local, el que probó desde lejos fue Clemente Rodríguez luego de una combinación con Erviti, el lateral buscó colocar la pelota desde afuera del área pero el arquero Cambiasso controló sin problemas.

Lee también   PSV Queda Eliminado en la Copa de Holanda

El segundo tiempo comenzó con un All Boys que salió mejor parado, pero rápidamente iba a quedarse con un jugador menos por una tontería de Juan Pablo Rodríguez, a los 4 minutos el uruguayo le pegó al arco y chocó con Schiavi, el jugador del Albo se enojó y le dio un manotazo al defensor por lo que vio la roja directa.

Con un jugador más Boca volvió a controlar el partido y comenzó a acorralar a All Boys que se retrasó cada vez más contra su área. A los 19′ lo tuvo nuevamente Cvitanich, pero luego de dejar al arquero en el camino y rematar al arco apareció Coronel para despejar el peligro.

A los 29 sorprendió el equipo de Floresta luego de una distracción del fondo de Boca el delantero tomó la pelota en el borde del área y sacó un remate que salió desviado.

Finalmente a los 33′ llegó el gol del campeón, Erviti metió un centro preciso al corazón del área y el delantero apareció para poner de cabeza el merecido 1 a 0 para el equipo local.

Después del gol el partido se fue apagando, los dos equipos se dedicaron a esperar el final del partido cuando los Xeneizes pudieron festejar el cierre de un campeonato en el que se quedaron con todo, el título invicto, la valla menos vencida en los torneos cortos y pueden llegar a convertirse en el campeón con la mayor diferencia con respecto a su perseguidor dependiendo del resultado de Racing.