La ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana entre Chapecoense y el Flamengo quedó pactada sin goles y sin demasiadas emociones en el Arena Condá de Brasil este miércoles.

El partido entre los equipos brasileños no tuvo saltos de emoción ni anotaciones en ninguno de los arcos, aunque el ‘Fla’ dominó el juego desde la posesión de la pelota con más del 60%.

Chapecoense, por su parte, pateó más veces al arco y tuvo más ocasiones en general, aunque no gozó del balón en la mayor parte del juego. El equipo de Emerson Hatkopp fue más directo en las acciones de juego, pero igual no llegó al gol. Alan Ruschel y Tulio de Melo, sobrevivientes al famoso accidente del 2016, fueron titulares en el encuentro.

Por su parte, los dirigidos por Reinaldo Rueda, entre los que destacan Diego Alves, Réver, Orlando Berrío, Diego, Everton Ribeiro, Vinicius Junior o Paolo Guerrero, tampoco tuvieron suerte, pero esperan con ansia la vuelta de la eliminatoria.

Lee también   Vágner Love, el eterno moscovita