Altidore aprovechó una gran asistencia de Dempsey para abrir el marcador

Con destacada actuación de sus refuerzos, Estados Unidos clasificó a la final de la Copa Oro por décima vez en su historia al imponerse 2-0 a Costa Rica en el AT&T Stadium. Clint Dempsey fue la figura del encuentro al aportar un gol y una asistencia.

El arranque del duelo disfrutó de emociones con tan sólo diez segundos en el cronometro al momento que Jordan Morris estrelló la pelota en el travesaño a pase Jozy Altidore. Los Ticos respondieron rápidamente con un remate de larga distancia de David Guzmán que apenas rozó el poste derecho.

Llegado el cuarto de hora Morris le regresó el favor a Altidore con un pase cruzado y éste en el área le puso un balón con etiqueta de gol a Kellyn Acosta, pero que el jugador del Dallas FC terminó mandando a la tribuna. A partir de ahí la intensidad del partido cayó considerablemente, siendo la atajada de Tim Howard a Marco Ureña la única jugada de peligro antes del descanso.

El trámite de la segunda mitad estaba siendo para Costa Rica al llegar con mayor rapidez a campo rival, algo que estaba desesperando a las Barras y Estrellas, por lo que Bruce Arena decidió meter a Clint Dempsey al 66′ en lugar de Paul Arriola en busca de darle un giro a la situación. El cambio rindió frutos rápidamente primero al asistir a Acosta en un disparo que rechazó Demberton, para que después, al 72′ controlara el balón en medio campo, eludiera a dos defensas y tocara a Altidore que definió el primer gol de la noche.

Diez minutos más tarde, Dempsey selló el partido colocando el balón a la base del poste en un tiro libre que pasó por debajo de la barrera. Con esta anotación, el jugador del Seattle Sounders llega a 57 goles para empatar a Landon Donovan como máximo romperredes de la Selección de Estados Unidos.

Lee también   Jonás Gutiérrez regresó a las canchas

Los goles estadounidenses acabaron noqueando a unos Ticos que por momentos complicaron el planteamiento de sus rivales.

El eterno anfitrión de este certamen volará rumbo a Santa Clara, California a espera del ganador entre México y Jamaica para disputar la final el miércoles.