James Rodríguez fue la figura del juego al provocar el penal inicial, anotar el segundo tanto y dar la asistencia del tercero.

Con varios cambios en la nómina titular, el Bayern Múnich derrotó al Schalke como visitante y retomó la punta de la Bundesliga.

El Bayern Múnich visitaba el estadio de los mineros con varios cambios con respecto al partido del fin de semana ante el Mainz. Carlo Ancelotti decidió usar una nómina mixta para darle descanso a la plantilla, de cara a la segunda jornada de Champions que se disputará la próxima semana.

Sin jugadores como Ribery, Robben, Boateng y Hummels, el Bayern saltó al terreno de juego. A ellos se sumó la ausencia de Manuel Neuer quien tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y estará fuera de las canchas hasta enero.

A pesar de estas sensibles bajas, el equipo bávaro mostró su poderío desde el inicio del juego y goleó 3 a 0 al Schalke 04 que hizo un buen trabajo en los primeros minutos, e incluso cuando el partido ya estaba 2 a 0, pero que poco a poco fue sucumbiendo ante las fortalezas de los de Múnich.

25 minutos aguantó el local, hasta que una mano de Naldo dentro del área, terminó en un penalti que Lewandowski transformó en gol.

Cuatro minutos después, Tolisso le cedió el balón a James Rodríguez que marcó su primer gol con el equipo alemán, en el primer partido que disputaba como titular en Bundesliga.

En la segunda parte, sería el colombiano el que se vestiría de asistente para filtrar un balón impecable al chileno Arturo Vidal que definió de gran manera.

Con el triunfo 3 a 0, el Bayern llegó a 12 puntos en cinco partidos y es líder provisional, a la espera de lo que hagan el Borussia Dortmund y el Hannover.

Lee también   Se aferra Borussia Dortmund