Un clásico un poco forzado e inédito se jugó hoy en el estadio José Antonio Romero Feris, de Corrientes. Boca Unidos enfrentó a River Plate con camiseta conmemorativa incluida.

Pero fuera de lo llamativo que se oye un Boca – River, este juego estuvo decantado totalmente del lado de la Banda Roja, que tuvo prácticamente todas las acciones de peligro del encuentro, pero que al final, en un error del arquero Chichizola, terminó por perder el partido.

Los primeros diez minutos fueron para los locales, que aprovecharon un inicio dubitativo del Millo, pero la misma afición de Corrientes terminó por estropear el ritmo de juego; piedaras arrojadas desde la tribuna hacia el portero de River, incluso algunas que lo impactaron en los costados, fueron motivo para detener momentáneamente el juego. A partir de allí, River tomó el mando del encuentro y provocó todas las acciones de gol posibles sin concretar.

Los infructuosos ataques de Cavenaghi y Sánchez principalmente, aunque también de Ríos, Domínguez y hasta Cirigliano, fueron todos a parar lejos de la portería defendida por el polémico Gastón Sessa. Cuando el empate ya tomaba forma, Boca se acercó tímidamente al área millonaria y gracias al descuido del portero visitante y el acertado remate de Núñez -irónicamente apellidado así-, cayó el gol que desató la felicidad local.

River mereció ganar, pero su falta de contundencia lo condenó a recibir, una vez más y ahora también en Corrientes, la burla de los aficionados de Boca.

Lee también   No te vayas
  • JAAJJAJA ESTAS pendejo, viste el partido, no mames cabron, hasta los mismos bosteros han dicho ahora qiue no esta river en primera nos sentimos menos presionadados, SIMPLEMENTE SOMOS GRANDES QUE AUNQUE ESTEMOS EN SEGUNDA SOMOS NOTICIA

    EL MAS GRANDE SIGUE SIENDO RIVER PLATE AUNQUE TE DUELA