Los dos equipos que más méritos hicieron (obviamente en resultados, pero en nivel de juego también) para disputar la final de la Copa Sudamericana se enfrentaron hoy en un juego distinto a lo que venían mostrando en su camino a esta instancia y fueron los chilenos los que tomaron la ventaja, más aún por ser visitantes y recibir el juego descisivo en Chile.

Muy trabado y poco vistoso, totalmente contrario al fútbol que los llevó a la final, el partido estuvo marcado por la cautela de ambos equipos, temerosos de que un chispazo individual del contrario los fulminara. Y en un partido tan trabado y duro, sólo así se podía obtener una ventaja: a punto de terminar el primer tiempo, Eduardo Vargas sacó al portero Domínguez y definió solo frente al arco, después de un pase filtrado excelente de Acevedo.

Fue el único rastro del fútbol llamativo y alegre que los pupilos de Sampaoli pudieron mostrar en la noche, pero fue suficiente para traerse la ventaja mínima a casa, donde la próxima semana podrían conseguir su primer título internacional.

Lee también   Guía TV | 20 al 26 de Septiembre 2011
  • RuloElQueTePicaElCuloo

    la liga de quito nunca me ha gustado su juego … el de la u si revolucionado pero este partido si fue demasiado trabado