Todo parecía arreglado para Chelsea. Ganaban el partido, seguían cerca de los dos líderes y daban una demostración de futbol digna de sus figuras. Pero de la nada apareció Jordi Gómez y empató el partido a dos minutos del final.

Sí, Wigan, que llegaba sólo con 12 puntos y está en puestos de descenso, le puso el pie a un Chelsea que no termina por mostrarse poderoso.

Hoy el equipo de Villas-Boas jugó bien pero poco a gol. Sturridge anotó el de la ventaja al 59′, pero no supieron aumentar el marcador.

Ya hacia el final, cuando todo parecía definido, tras una jugada de Rodallega, Gómez recogió un rebote en el área chica y empujó el balón para poner el empate.

Chelsea sigue tercero, pero se alejó de los dos de Manchester y quedó al alcance de Tottenham y Arsenal.

Lee también   Premier League 2014-2015: Chelsea
  • Jose Alejandro Marquez

    Bien??? con todo respeto… pero pienso que no vimos el mismo juego… Drogba abandonado arriba.. Lampard no fue nadie… Ningun Blue tuvo ambicion… Fue un pesimo partido para Chelsea que para ser justo, y lo digo como aficionado al club, debio perder.. Nefasto el trabajito de Villas-Boas..