República Checa sacó un gran resultado de Hampden Park, o mejor dicho, se lo regaló Kevin Blom, el árbitro.

Los locales hicieron uno de los mejores partidos de su eliminatoria. Atacaron, buscaron la portería, llenaron la cancha de toques de primera intención y marcaron dos buenos goles, primero con Miller (45′) y luego con Fletcher (82′). Pero los checos empataron en las dos ocasiones gracias a Plašil (78′) y Kadlec. La segunda, con un penal inexistente, al 90′. Ni ellos lo podían creer.

Con ese punto República Checa quedó como solo perseguidor de España, en el grupo I, con 15 puntos.

Lee también   Historia de los clásicos: The old Firm (Celtic vs Rangers)
  • Ivan00b23

    como lo cagaron a Escocia