De la mano de Modrić y Bale, que hicieron lo que quisieron con la endeble defensa del Wigan, Tottenham se impuso 3-1 al sotanero de la liga. Eso sí, la última media hora sufrieron y pedían la hora.

Cuando dos de los jugadores mejor dotados técnicamente de toda la Premier League se encuentran, sumados a una débil oposición, pueden hacer estragos y lucir como lo que es hasta ahora, un fuerte aspirante a ganar la Premier.

En poco más de media hora, Modrić y Bale se complementaron entre ellos y con Assou-Ekotto para tener en ventaja a los locales 2-0: el primero del galés a pase del croata -de muy buena hechura ambas jugadas- y el segundo del croata tras un pase de Assou-Ekotto. A pesar de la dolorosa baja por lesión de Van der Vaart a la media hora de juego, Tottenham no resintió la salida del holandés y mantuvo su dominio pleno ante el Wigan.

Otra media hora de juego y otro golazo del galés Bale tenían el juego 3-0 a favor de los Spurs, que no vieron necesidad de apretar más a su agobiado rival y cedieron un poco el balón a Wigan. Los Latics, que no contaron su delantero estrella Hugo Rodallega -vinculado con Tottenham justamente en el mercado invernal-, solamente pudo acercarse con un gol en el marcador, de McArthur, pero aprovechó su media hora de balón para inquietar la meta de Friedel con los ataques de McCarthy y Di Santo.

Por supuesto, como no podía ser de otra forma, Gio no fue requerido para mantener la presión a los líderes Manchester City y United. ¿Para qué? si sólo con Modrić y Bale, este equipo luce muy potente.

Lee también   Tigres pierde frente a Toluca
  • GusR

    En ese equipazo no hay lugar para Gio…definitivamente tiene que salir