Milan ligó segundo partido sin ganar y ahora no pasó del 0-0 frente a Napoli en el San Siro.

El escolta de la Juve, que ya había caído 2-0 a media semana frente a la Lazio, regresó a la actividad en Serie A y sólo pudo empatar frente al Napoli, que se ha olvidado de pelear el Scudetto y ahora sólo piensa en conseguir un lugar europeo.

Allegri puso un equipo potente adelante. Robinho, Nocerino e Ibrahimović, acompañados por Seedorf, agotaron inútilmente su repertorio de ataque, pues no pudieron vencer a De Sanctis.

La más clara de todas fue de Robinho, quien tuvo un mano a mano pero mandó el balón a un costado del poste.

Los de Mazzarri llegaron menos. Un disparo que preocupó a Abbiati fue de Hamšík, aún en el primer tiempo, pero rechazó oportunamente.

Si Allegri estaba preocupado por sus últimos dos resultados, lo estará más luego de la expulsión de Zlatan al 64′. Además, Milan tiene un muy difícil partido frente a Udinese la próxima jornada.

Para el Rossonero sirve de consuelo que Juventus empató, también 0-0, frente a Siena.

La tabla, después de 22 jornadas, tiene a la Juve con 45 puntos y al Milan con 44. El bianconero, sin embargo, tiene un partido pendiente.

Lee también   El sustituto de Zlatan en el PSG