En juego de vuelta dentro de su serie en las eliminatorias africanas, Senegal 1-1 Costa de Marfil. Los marfileños van a Brasil con global de 4-2.

Previo. El partido de ida, disputado en Abidjan, culminó 3-1 en favor de Costa de Marfil. Los goles fueron obra de Didier Drogba, Salomón Kalou y autogol de Ludovic Sané. Por Senegal descontó Papiss Cissé.

¡Vaya dramatismo! Fue al minuto 77 cuando se rompió el cero. A través de una pena máxima, Senegal encontró el gol que lo metía de lleno en la pelea por el boleto. Moussa Sow se encargó de cobrar la falta y de devolver las esperanzas a la afición local.

Mordiéndose las uñas. La recta final del encuentro fue de tensión para ambos conjuntos. Por un lado, los senegaleses buscaban el segundo tanto, el gol que les diera vida mundialista. Por el otro, los marfileños se dedicaron a sudar la camiseta para conservar la ventaja obtenida en la ida.

El tiro de gracia. Del toma y daca angustiante, Costa de Marfil sacó mejor provecho. En tiempo de compensación, Salomón Kalou le puso el ataúd a las ilusiones de Senegal marcando el gol que dejaba las cosas claras: los Elefantes se llevan el pase a Brasil.

Un grato recuerdo. Una vez más Senegal se queda sin acudir a la Copa del Mundo. Después de haber sorprendido a propios y extraños en el Mundial Corea-Japón 2002, los senegaleses se mantienen en la constante del fracaso.

ASÍ JUGARON:

SENEGAL: Coundoul; Soauaré (Diouf 90+2′), Sané, Djilobodji, Mbodji; Sané, Gueye, Mané, Badji (Saivet 82′); N´Doye (Sow 65′), Cissé.

Lee también   Colombia pateará a García Márquez

COSTA DE MARFIL: Barry; Touré, Bamba, Aurier, Romaric; Gosso, Zokora, Touré; Kalou, Drogba, Gervinho (Sio 80′).