Los Diablos Rojos del Toluca no tuvieron piedad ante un León que mostró muchos errores defensivos y poca eficacia en el ataque. Los pupilos de Cristante aprovecharon todas sus llegadas, mientras que los de Torrente erraron demasiado y les salió muy caro.

A pesar de que el sol cayó con todo en la cancha del Nemesio Diez, ambas escuadras salieron con mucha intensidad. Las lesiones hicieron de las suyas: apenas al minuto 15 Iván Piris tuvo que salir del terreno de juego y al 32 Talavera corrió con la misma mala suerte y no pudo seguir jugando.

A diferencia del León, Toluca supo aprovechar todas las oportunidades que tuvo de cara al arco. Fernando Uribe se destapó y mató a la Fiera. Al minuto 40, el delantero colombiano bajó el balón dentro del área y definió ante la salida de Yarbrough. Al 44, de nueva cuenta apareció Uribe dentro del área y con un remate de cabeza puso el 2-0.

Apenas comenzaba la parte complementaria cuando Rubens Sambueza aprovechó el error de Yarbrough para así anotar el 3-0. León parecía estar en otro lado, pues su defensa erró demasiado y les costó muy caro; poco a poco el conjunto visitante se animó a atacar, pero a la hora de definir no corrieron con suerte, en 3 oportunidades dentro del área no pudieron definir.

Al  77, Toluca cometió falta dentro del área y el árbitro decidió marcar penal. Boselli fue el encargado de ejecutar la pena máxima y la convirtió en gol. León no pudo ganar y sigue al fondo de la tabla.

Lee también   Piel de Libertador