Los únicos dos minutos en que Arsenal jugó mal, dormido, fueron los iniciales. Ese lapso de tiempo bastó para que Fluminense consiguiera el gol que le dio la victoria. Al minuto 2′, Fred marcó el único tanto del encuentro, la anotación del triunfo, tras aprovechar a una defensa argentina desordenada. Eso y sólo eso fue lo que hizo el equipo brasileño a la ofensiva durante todo el partido.

A raíz del gol en contra, Arsenal se hizo dueño del partido. Fue la escuadra que propuso, que buscó el arco enemigo y que dominó. De no ser por el portero Diego Cavalieri, Fluminense se habría visto humillado en su casa. Los brasileños terminaron exigiéndole prisa al reloj, pues culminaron el encuentro con nueve hombres en la cancha y sofocados por el rival.

El futbol se gana con goles y Fluminense lo hizo. Sin embargo ver a un equipo brasileño tirado atrás desde los primeros 15 minutos de juego, sin inventiva, dando patadas, incluso sin intención de hacer algo con el balón resulta deprimente. En contraste, Arsenal, si bien perdió y no dio un partido exquisito, demostró que toma con bastante seriedad la Copa Libertadores.

Este partido tuvo lugar dentro del grupo 4 del certamen.

Lee también   28 penales se cobraron para definir al ganador
  • robsopp_

    Muy mal al defensa del Arsenal =S