Manchester United venció 0-1 a Aston Villa para mantenerse en el segundo puesto de la liga inglesa, cinco puntos por detrás de sus vecinos del Manchester City, que hoy golearon al Norwich.

Un gol del inglés Phil Jones bastó a los Devils para ganar un encuentro en el que sufrieron la muy sensible baja de Chicharito Hernández, retirado por lesión.

United supo manejar la presión con la que empezaban el partido, después de que el Manchester City se hubiera situado ocho puntos por delante tras golear al Norwich y de que el Tottenham hubiera accedido de manera provisional al segundo puesto de la tabla.

Pocos minutos después de la salida del Chícharo, el dominio de los de Alex Ferguson se transformó en el único gol de la tarde, obra del defensa Phil Jones. La jugada nació de los pies de Nani, que recorrió el último tramo de la banda izquierda para centrar un balón que encontró a Jones en el centro del área, libre de cualquier marca. El inglés aprovechó la circunstancia para rematar de volea ante el guardameta irlandés Shay Given, que no tuvo tiempo para reaccionar antes de que el balón llegara a la red.

Manchester United trató, sobre todo por medio de Wayne Rooney, ampliar su ventaja pero no logró. Quedó la impresión, incluso, que a ratos se conformaban con la mínima ventaja.

Y así fue. Otro triunfo por la mínima para el United, que a pesar de todo, mantiene los 5 puntos de distancia con Manchester City.

Lee también   Manchester United va por todo para comprar a Dybala