Luego de la penosa actuación a mitad de semana ante CSKA de Moscú, en el marco de la Champions League, Inter se acordó que es un equipo de futbol y así lo demostró ante una Fiorentina que salió dormida a la cancha. Pese a que el sistema de Ranieri no convence, y además aburre, Inter ganó merecidamente 2-0 gracias a los goles de Pazzini (41′) y Nagatomo (49´).

No obstante, Inter bien pudo llevarse un marcador más holgado, pero el propio Pazzini, junto a Zárate y Muntari, no lograron concretar acciones claras de gol, mismas que fueron elaboradas a base de futbol colectivo. Por su parte, Fiorentina se preocupó más por evitar una goleada que por hacer daño, tanto que su arquero, Boruc, fue la figura del equipo.

Lee también   Hasta en los entranamientos tiran tras balonazo a Mancini