Andrés Escobar

En el Mundial de 1994, el 22 de junio en Los Ángeles California, 93,689 espectadores fueron testigos del autogol más costoso en la historia del futbol mundial. Al minuto 13 del juego entre Estados Unidos y Colombia, el conjunto local mandó un centro que interceptó un defensor colombiano, derivando en un desvío imposible de alcanzar para el arquero.

A pesar de que luego Stewart marcó otro tanto más y amplió la ventaja de Estados Unidos sobre Colombia y Valencia cerró el tanteador, al minuto 90, con el 2-1 final… la opinión pública colombiana -particularmente- tachó la desafortunada acción del defensor como la debacle del Dream Team colombiano.

Diez días más tarde Andrés Escobar, culpable del autogol, fue asesinado por un supuesto fanático futbolero a las afueras de un antro. De primera intención, la razón se fundamentaba en el apasionamiento de Humberto Muñoz (ejecutor) hacia el fútbol y el derrumbamiento de una de las mejores selecciones cafeteras que jamás haya existido, precisamente tras el gol de Escobar en propia meta.

Los disparos de aquél negro 2 de julio atrajeron el sentimiento mundial, el malestar, la depresión y un aire de acompañamiento. Días después se realizaron una serie de funerales a los que el pueblo colombiano se volcó.  Hizo suya la muerte del Caballero del futbol latinoamericano.

Junto a la gente, el presidente de aquel entonces, César Gaviria Trujillo, los compañeros de equipo Higuita, Aristizábal y Serna. Las lágrimas que recorrieron Medellín abrieron al mundo la historia del entrañable jugador.

Escobar era un emblema de Medellín: ahí nació el 13 de marzo de 1967, ahí estudió la primaria y la secundaria, ahí debutó como profesional en 1985 con Atlético Nacional, club en el que permaneció la mayor parte de su carrera. Sus constantes actuaciones lo llevaron, apenas tres años después, al combinado nacional. De inmediato afianzó su titularidad al anotar, en Wembley, un gol que empataba un partido amistoso contra Inglaterra.

En 1989 ganó la Copa Libertadores ante Olimpia de Paraguay. La definición se alargó hasta los penales (5-4) tras haber igualado en el marcador global. Meses después, disputó la final de la Copa Intercontinental ante el Milan de Gullit y compañía. Atlético Nacional de Medellín cayó por la mínima diferencia en el tiempo suplementario.

Antes de ser traspasado al Young Boys suizo, participó en la Copa Interamericana con Atlético Nacional, derrotando a los Pumas de la UNAM. Permaneció en Suiza un año y medio, al tiempo que regresó a Colombia para ser campeón de nuevo con el equipo de sus amores, en el torneo local de 1991.

Francisco Pacho Maturana fue su mentor. Desde que debutó con El Verde lo llevó de la mano y se convirtió en su incondicional. Sin embargo, Andrés Escobar no fue contemplado para como titular en el Mundial de Italia 1990, competencia donde la Selección de Colombia sorprendió al mundo entero con Valderrama como punta de lanza.

Durante la eliminatoria rumbo a Estados Unidos 1994, los colombianos arrollaron a los argentinos en el Estadio Monumental de Núñez por 0-5.  A pesar de tampoco haber jugado como titular, Escobar formó parte de la Colombia que se comería sí o sí a pedazos el Mundial venidero. Sin embargo, otra fue la historia.

El mismo año en que el planeta giraba alrededor del Movimiento Zapatista para la Liberación Naciona y de la formación de Los Quince como bloque de naciones europeas. El mismo año en que Sudáfrica se despedía del apartheid, el ojo crítico internacional volteaba hacia Colombia. Y no era (o tal vez sí) para señalar escándalos referentes al narco. El mar de lágrimas que oleaba por Medellín, colocaba al fútbol más allá de la Copa Mundial y del deporte en sí.

Los cuestionamientos vinieron más tarde. Andrés Escobar fue acusado de tener vínculos a las apuestas deportivas, al lavado de dinero, al narcotráfico.  Sin comprobársele nada, el tiempo no pudo borrar la escabrosa historia del central, que hoy se recuerda como un punto negro, doloroso, y que futbolísticamente hablando, revive a la mejor Colombia de toda la historia.

ELBUENFÚTBOL*
www.elbuenfutbol.com

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • Tmb es error del portero.. no solo de Andres. Que descanse en paz.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Rolando, qué tal. Me parece que el portero nada puede hacer. Gracias por leernos y comentarnos. Hasta pronto!

  • jorge garcia

    a mi me parece tambien que el porteria iba recirriendo mal la porteria, no iba a llegar y le encajarian el gol, ademas si hubiera sido el mejor cuadro colombiano de todos los tiempo hubiera superado a estados unidos facilmente

    • Emiliano Castro Sáenz

      Qué tal Jorge, un saludo. No hubo otra Colombia que levantara mayor expectativa que la del 94 porque eran sorprendentes, porque jugaban un increíble y eran estandarte del buen futbol. Hasta pronto!

  • chucho beto

    Nomás cambiemos las circunstancias, Colombia, 1994, Escobar, autogol y narcotráfico por México, 2014, Hernández, penal fallado y Narcotráfico.

    Sé que soy una mala persona por simplemente imaginármelo, pero todas las circunstancias son palpables hasta cierto punto.

    • Casio

      que la boca se te haga chicharron como diria mi madre, aunque espero el chicharito no tire penales porque es malisimo tirandolos!

    • Emiliano Castro Sáenz

      Dirñia un twittero de por ahí… Sea Serio! jaja
      Saludos Chucho Beto.

    • Carlos Peña

      Y tendremos que culpar de forma directa a los medios por embrutecer a la gente con campañas tan baratas de futbol.

      Yo también me lo imaginé… Y nadie hará algo porque en Mex no se preocupan hasta que pasa algo; mientras siguen sacando billete.

      Slds!

  • Carmen

    Que malo es el fanatismo de cualquier tipo, llevado al extremo!

    • Emiliano Castro Sáenz

      Correcto Carmen, totalmente de acuerdo. Saludos!

  • marco antonio

    Es una pena, que idiotas los que manchan el fútbol con su fanatismo imbécil!!!!!!!!!!11

  • Issac MM

    Esos ya no son aficionados al fútbol, son idiotas

  • tona-john

    Diganme insensible , pero a mi, ganas no me faltaron para darle un tiro a Osorio. Si bien solo quedo en asesinatos imahinarios, estoy seguro que mas de un mexicano pensaba igual que yo..

    • Emiliano Castro Sáenz

      Insensible no, al contrario. El problema es canalizar esas furias jaja. Ojalá no te hayas desquitado muy loco, pero sí fue muy lamentable su error. De todas formas,no es para tanto… al fin de cuentas es un juego (qué jueguito). Un abrazo tona-john!

      • tona-john

        Realmente el único afectado fue mi ya tan enfermo hígado. Emiliano ¿Por que ya no esta el link de el buen futbol?. Si se que nada me cuesta escribir la url, pero has matado mi tan placentera rutina. Futbolsapiens y de ahi al wenfutbol.(¿Problemas con Barak?)

        • Emiliano Castro Sáenz

          Una disculpa tona-john… simplemente se debió a desconcentración. Gracias por recordarme!!! Y disculpa.

          Saludos!

  • franciss ortega

    No puede ser, este deporte puede volver loca a la gente, aveces la pasión es demasiada aunque no es excusa para matar a un ser humano, por un autogol o por una derrota, definitivamente no debe ser.

    De todos modos es una excelente historia, Gracias Emiliano C:

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gracias franciss. Qué cosas las del futbol. Tan ligera la frontera entre lo sumamente hermoso y lo patético. Emociones al límite… Por eso el horizonte tan basto y a la vez complejo. Ahora tocó lado oscuro inexplicable. Saludos!

  • En el documental Los dos Escobar se dice que después del mundial ya tenía ofertas del Milán y de un equipo mexicano, me quedaré con la duda de quién pudo traerlo.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Qué tal Luistua. Se trataba del Cruz Azul que lo cotizaba a él entre otros. Terminaron trayendo a Juan Reynoso. Saludos!

  • fausto del piero

    ESTO FUE ALGO “PARECIDO” CON UN CAMPEONATO DEL MUNDO (EL 1° O EL 2° DE ITALIA)
    QUE SI NO LO GANABAN LES DABAN CUELLO…… TENEBROSO!!!!!!!!

    • Emiliano Castro Sáenz

      En los dos: primero por decreto fascista, segundo por amenaza. Saludos!

  • Una pena lo de escobar pero pues ni modo asi es el futbol hay accidentes que a veces ocurren =S

  • Regina

    Qué triste el sólo recordar que pasó esto… ahí se ve que el futbol puede llegar a extremos desconocidos… aunque sea triste la historia, más triste es olvidar a esa Colombia del ’94… saludos Emiliano!!! =D

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gracias Regina. Nostalgia en su máximo esplendor. Saludos, qué gusto leerte de nuevo por acá.

  • Hablando de cosas menos trascendentes, el uniforme de Usa era espantoso

  • Miguel Castillo Galván

    Creo que en 1990 hubo mayores sorpresas como Camerun o Costa Rica…. sin embargo en 1994 si se esperaba que al menos ese equipo de Colombio llegara a semis.

    Saludos