“El Héroe Desconocido”

Cada viernes las tardes eran mágicas en aquellas canchitas, con tribunas para los mirones, que muy dentro de ellos esperaban que algún equipo no se completara para tener la gran oportunidad de su vida…mostrarse y se requeridos cada vez más seguido. El sueño de jugar era inmenso y diario veíamos los mismos rostros ansiosos de entrarle a las patadas aunque en muchas ocasiones se pasaban las dos o hasta tres horas mirando solamente.

Aquel viernes curiosamente no había mucha gente en las gradas que tenían capacidad para unos 100 fanáticos. Figuraba entre ellos una persona mayor, aproximadamente unos 45 años de edad, nunca lo habíamos visto. Callado, el rostro serio, pero con esa ansiedad de jugar algunos minutos, seguramente. Ahí estaba observando las acciones sin hacer ruido alguno.

La reta estaba hecha, era de seis por equipo y una de ellas estaba incompleta, fue entonces que gritaron a la grada …”¿quién le entra?”,. Todos felices levantaron la mano, incluso unos se bajaron como queriendo ganar el lugar. Las cosas cambiaron cuando les dijeron, “pero de portero”. Ahí como que algunos frenaron su veloz descenso por las gradas, y era lógico, el portero tenía que ir por todos los balones que salían por las líneas de fondo o incluso si eran goles, pues redes no tenían los marcos. Además los primeros culpables de una derrota en las retas de este tipo, es el guardameta seamos sinceros.

Fue entonces que aquel señor, quien al preguntársele su nombre dijo, “Chato, así nomás”, bajó las escaleritas y se fue al marco. Su vestimenta nada elegante, pantalón de mezclilla, unas botas chatas bastante deterioradas y la camisa de cuadros rojos arremangada. Parecía todo, menos “pambolero”.

Las miradas y gestos de todos en la cancha y hasta en las gradas, eran de risa y hasta de “no ma…” Es más, sus propios “compañeros” de equipo se miraban con cierta resignación, pero ya qué, había que jugar.

Inició la reta a dos goles. De entrada tiros de lejos para aprovecharse de los pocos reflejos del Chato, que lucía ahí, de pie sin mucha postura de guardameta, la verdad se veía facilito. Curiosamente los tiros no entraban y la figura del Chato crecía segundo a segundo. Ya hasta molestia había en los rivales, y los de su equipo, hasta se animaban a irse al frente pues veían que sí, ¡había portero!

Las retas pasaban y pasaban, le encajaron uno o dos en total, pero señores, ¡el Chato era una muralla impenetrable! Tiros y tiros, balazos prácticamente y el Chato se quedaba con los balones asegurándolos contra su pecho.

Las risas empezaban a hacerse presentes en los que salían eliminados, no daban crédito a que un “ruco” como algunos le decían en voz bajita, con cierta barriguita chelera y con una vestimenta poco apropiada para jugar, se estuviese llevando la tarde del viernes, tarde en que su apodo iba a quedar grabado en la historia de las canchitas de la colonia Boulevares en Ciudad Satélite.

Después de varias retas, ya no recuerdo cuántas la verdad, por fin el Chato fue vencido en dos ocasiones, rápido, en un mano a mano que se lo quitaron con cierta facilidad y un tiro penal que le pegó en aquellas botas desgastadas y que el poste terminó impulsando al fondo.

Se levantó, dio las gracias y emprendió la partida. Los gritos de “¿eeeyyy ya te vas?” no se hicieron esperar, la reta nueva que entró le dijo que jugara para ellos, pero ya no era su momento. Aquel héroe emprendió la partida, abrió la reja metálica y se perdió a lo lejos entre la puesta del sol que nos deslumbró al verlo caminar de frente a ella, y cuando pudimos aclarar la mirada, simplemente ya no estaba.

Días después, los rumores de que el famoso Chato había sido reserva de un equipo profesional empezaron a propagarse entre todos los asistentes a las canchas. Algunos hasta lo admiraron, otros reían incrédulos.

A la fecha, siempre que estamos ahí, como aficionados o retadores, no perdemos la esperanza de ver entrar a un tipo con botas raspadas, camisa de cuadros arremangada y pantalones de mezclilla pegados a sus delgadas piernas.

El Chato se convirtió en figura aquella tarde y desde entonces para todos quedó bautizado como el Héroe Desconocido…

Sergio Sánchez ( Sergio )

Perfíl Futbolsapiens: Sergio Sánchez
Sígueme en:

Desde la web

  • EL CHATO…

    EXCELENTE HISTORIA SERGIO, Y MEJOR AUN LA FORMA EN COMO SE HACIAN ESAS RETAS, CUANDO SIEMPRE HABIA UN EQUIPO INVENCIBLE, NO SE SI TODAVIA SE HAGAN, PERO QUE TIEMPOS AQUELLOS.
    DEBERIAN PUBLICAR ESTAS HISTORIAS MAS SEGUIDO…
    FELICIDADES SERGIO…

    • Sergio Sánchez

      “El Chato”, que tal!!!

      Las retas siguen ahí seguramente dando de qué hablar o escribir, como en este caso. Habrá que darse una vuelta un día de estos y jugar, claro está!!!!

      Un saludo gracias por comentar!!!

  • Issac MM

    muy buena historia, las benditas retas en las calles o canchas son la ley

  • Sergio Sánchez

    Ya lo dijiste todo Isaac, ahí se conocen a los verdaderos héroes.
    Gracias, acá seguimos!!!

  • petr lugozky

    dios nos bendijo con el futbol =)

  • El Jac83

    De ahi salen las verdaderas figuras, los grandes, los cracks en bruto que nuestros clubes no aprovechan por ir en pos del sudamericano que sale “barato” y que da “resultados” esas retas es donde como dices se hacen los verdaderos héroes

  • Excelente historia!

  • marco antonio

    AQUELLAS INOLVIDABLES RETAS, HABIA VECES EN QUE ME TOCABA UN MUY MAL CUADRO, PERO LOS MALETAS DE MI EQUIPO SE AGRANDABAN, DABAN PASES, SEGUROS EN DEFENSA, EL PORTERO NO RECIBIA GOLES, Y LOS DELANTEROS HASTA CON LA PANZA METIAN LOS GOLES.

  • franciss ortega

    Los verdaderos heroes salen de las retas. Muy buena, felicidades.

    • Sergio Sánchez

      Franciss que tal!!!

      Exacto son héroes en su momento, a la mejor de una tarde, o a veces de siempre, pero son recordados y a la mejor ellos ni siquiera lo imaginan. Eso es lo mejor del caso!!

      Saludos gracias por tu comentario y por leernos.
      Chau!!!

  • Manuel Gil

    Shhh,.. Leí esto y ganas me dieron de ir a jugar a la cancha de mi colonia, a pesar de que tengo mucha tarea y examen para mañana jeje ..
    Con respecto a la narración sinceramente acertaste en lo que comentas, de ésta manera ocurren todos las circunstancias en torno a la cancha (y creo que en cualquier parte del mundo es así), los aficionados queriendo entrar, las retas, las jugadas, el que no quiere ponerse de portero, el fanfarrón, el habilidoso, etc.
    Mientras iba leyendo se me venían a la mente las imágenes de cuando iba a jugar con mayor frecuencia a ” la canchita ” (que así la llamamos) en los torneos y todas las personas que participaban, gritando groserías y tontería y media, gritando los apodos de cada persona que jugaba desde las gradas para hacerle carilla y así todos burlarse de él, los grandes fallos de algún delantero y por ende la burla o groserías que se hacía acreedor como “pend€#o”, el que se inmortalizaba con alguna jugada de Crack y que la terminaba en Golazo, en fin jaja .. cómo olvidar esos momentos de verdad.
    Me volvieron las ganas de jugar otra vez =)

    FELICIDADES SERGIO, Me encantó la nota, sobre todo porque yo juego de portero y recuerdo esos momentos en donde no podía batir mi marco y todos me conocían como un buen portero, aunque cuando nos goleaban, la carrilla no se hacía esperar, jeje ..

    • Sergio Sánchez

      Manuel Gil que tal.

      No pues felicidades a todos los que alguna vez hemos jugado el partido de nuestras vidas en una reta de esas apasionantes.

      Jaja lo de la carrilla, jaa a todos nos ha tocado, seguro!!!

      Gracias un abrazo y acá seguimos!!!

  • muy Buena 😀

  • rino

    PERDON POR NO COMENTAR ANTES PERO WENO
    ESTA HISTRIA EL PAN DE CADA DIA EN LOS BARRIOS DE LA CIUDAD
    WUUUUUU VIVAN LAS RETAS
    EN LOS BARRIOS ESTAN CIENTOS DE MARADONAS Y PELES
    LASTIMA QUE NO ES COMO ARGENTINA O BRASIL QUE VAN POR TI
    AKI HAY QUE PAGAR HASTA POR QUE TE DEBUTEN
    MAGNIFICA HISTORIA COMO SIEMPRE
    FELICIDADES
    SALUDOS EL BUEN FUTBOL

    • Sergio Sánchez

      Rino que tal.
      Vaya que me ha tocado ver genios en esas canchas también y siempre nos preguntamos lo mismo….¿por qué no hay alguien que venga a verlos?

      Sin embargo muchos de ellos quizás no quieran la disciplina o tienen en mente otros planes, igual se les agradece el talento desbordado…

      Y mira quién lo dice ehh???? jajajajjaa
      Saludos Rino y gracias por comentar !!!!

  • Montoya #6

    Deberia haber mas canchas publicas en Monterrey….

    • Sergio Sánchez

      Que tal Montoya, pues que el gobierno se aplique, hagan fuerza me cae que si se puede,. Por acá pasó algo similar a nivel municipio o delegación y abrieron canchas abajo de los inmensos puentes. Llenísimo todos los días, chavos jugando todas las tardes, mejor a que anden en otros asuntos no creés???

      Un abrazo hasta Monterrey!!!!

  • alonso el tek0o

    exelente no manchen ace que se te erize la piel pork en la vida real asi sucede y solo digo una cosa espero que cuatemoc ya se retire del fut bol porque el va a sacar a su sucesor de ahi de las calles de donde salio el de las canchas madreadas pero como se juega agusto las retitas eeee

  • Chelito

    ah me recordó muchísimo a la canción de “fut callejero” de la maldita vecindad, se las recomiendo mucho si no la han escuchado