La frustración de no ser futbolista

Hay cracks que nunca llegan

Hay cracks que nunca llegan


Prólogo

Eran jugadores de grandes condiciones que por razones a veces incomprensibles y otras tan simples que no se pueden creer, no alcanzaron el lugar de privilegio que merecían y que todos suponían, Ángel Cappa.

El siguiente texto es para rendirle tributo a esos chavales que tenían todas las condiciones y cualidades para jugar futbol, pero que desafortunadamente el destino no los quiso en una cancha. Como diría Ángel Cappa, “los cracks que no llegaron”. Muchos de nosotros compartimos equipo con alguno de ellos y más que envidias o celos generaban admiración por su forma de jugar, tanta que hacíamos todo lo humanamente posible para que ese crack cumpliera su sueño. Pero no fue así.

Y no llegó

Dicen por ahí que los periodistas enfocados al balón son futbolistas frustrados. ¡Cuánta razón! Y la frustración de irrumpir el sueño de convertirse en futbolista proviene de diversas causas: lesiones, imposiciones familiares respecto al futuro o miedo al éxito. Pero habemos algunos que nacimos con un gen rebelde y enemigo de las disciplinas, totalmente opositores a regímenes de control físico y mental. Tal es mi caso.

Recuerdo que durante mi etapa en Inter, equipo de la colonia, no había suplicio más grande que entrenar. Por el contrario, era un deleite sentarse a escuchar las indicaciones del “Güero”, nuestro entrenador. No todos compartían mi visión, pues algunos se enorgullecían del acondicionamiento físico porque creían que eso les daría la musculatura y cuerpo necesario para captar la atención de las chicas de la colonia.

Uno en verdad disfrutaba de los conocimientos y sapiencia de ideas futbolísticas que poseía el “Güero”, mismas que de su voz eran seducción pero aplicadas al terreno de juego nada más no nos salían: o las ejecutábamos mal o no entendíamos ni un carajo. Al principio –hasta la fecha desconozco sus motivos- el “Güero” me ponía como medio de contención, posición en la que no di una durante cinco partidos.

Fui alto, corpulento, aguerrido y nada temeroso. En contraste, poseía defectos como lentitud y poca técnica. Un buen día me mandó llamar para decirme que jugaría como defensa central junto a Aníbal, un chavo que era la elegancia misma en la defensiva: toque, velocidad, amo de los tiempos. Sin embargo, Anibal tenía una falla: era muy noble; temía rozar o chocar al rival por miedo a que lo expulsaran, golpearan o sacaran de cambio. Le tenía pavor a la derrota o al fracaso debido a que él sí entrenaba como Dios manda con el único propósito de llegar muy lejos en el futbol.

Total, me pusieron con él y la indicación del “Güero” fue muy clara: “cuídalo”. Para ese partido, y por ende en los consiguientes, Aníbal tenía como encomienda jugar un poco más adelantado para ayudar en la recuperación al medio de contención, el “Matas”. Sabedor de mis capacidades y torpezas, el “Güero” me dijo: “Aníbal tiene de sobra pero tú tienes lo que a él le falta. Gasta las patadas, piensa tu tarjeta e intimida al rival. Eso sí, nunca vayas con intención de lastimar”.

Desde ese partido hasta final de torneo, donde quedamos en cuarto lugar de 28 equipos, me dediqué a cuidar las espaldas de Aníbal dándole cariños a piernas, tobillos y cuerpos flacos o delgados. Claro, también me llevé mis recuerdos reflejados en trompadas, mentadas de madre y amenazas. Sólo fui expulsado una vez por acumulación de tarjetas.

En el penúltimo partido, el “Güero” quiso darle oportunidad a los chavos que regularmente entrenaban para estar en la banca: el “Pachas”, el “Memo”, el “Caimán” y el “Trompas”. Decidió mandar a Aníbal de suplente. Perdíamos 3-1 y el “Pachas” dejó su lugar a Aníbal. Lo primero que hizo al entrar fue susurrarme: “cuídame. Me siento nervioso”. Su petición terminó por ponerme nervioso a mí también, más aún al verlo correr de un lado a otro sin sentido, errando balones y reclamándole a todo mundo. ¿Pues qué chingados le pasa?, me pregunté.

Luego de que un rival le hiciera un túnel digno de darle coraje a cualquiera, Aníbal se quedó parado, temblando; dejó pasar al enemigo y tuve que ir a corretearlo para meterle una patada cruel y despiadada que me costó la roja directa y un terrible remordimiento por haberle partido el tobillo. Al ver al rival tendido en la cancha de tierra, Aníbal corrió hacia el “Güero” y le metió un puñetazo seco y frontal. ¡Se armó la campal entre nosotros mismos, el Inter!

“No me vuelvas a dejar en la banca, cabrón. Jamás lo vuelvas a hacer. Me parto la madre todos los días entrenando para jugar y ser una estrella y tú sales con tus mamadas de mandarme a la banca. No estoy dispuesto a destruir un sueño por tus pinches decisiones. No me mandes a mostrarme en un partido que tenemos perdido; yo quiero ganar, siempre ganar”, gritó Aníbal a un “Güero” ensangrentado.

Para la siguiente temporada, y a raíz de la agresión, el “Güero” se puso más estricto con la disciplina: nos llegó a pedir copias de la boleta de calificaciones y entrenamiento de dos horas diarias. Me rehusé y fui a pasar penas con otro equipo. Pasaron los años y un buen día me encuentro a la madre de Aníbal, le pregunté por él y me dijo que iba a visitarlo. ¿Dónde vive o qué? | No le digas a nadie pero mi hijo está en tratamiento psiquiátrico. Lleva un año internado | ¿Por qué? | Su obsesión por ser el mejor y no perder hicieron que su vida fuera puro futbol | No entiendo | Ya no vive en la realidad.

Anibal fue a hacer una prueba en Atlante y le dijeron que no tenía condiciones. Brutal revelación para una persona como él, quien tras el duro golpe se dedicó a entrenar cinco horas diarias y ver partidos a cualquier hora del día. Fue tal su obsesión que perdió nociones de la realidad y llegó a manifestar paranoia porque creía que el mundo estaba en su contra. Según me dijo su mamá, actualmente está internado porque desarrolló brotes psicóticos.

Mi frustración por no ser futbolista fue una elección de la que no me arrepiento y a la fecha sigo con mi oposición a ciertas disciplinas; el periodismo es una buena terapia para superar traumas. En cambio, Aníbal encontró otra salida y hasta la fecha no se recupera. Dejé de cuidarle las espaldas; jamás quiso cuidarse a sí mismo.

¿Y ustedes? ¿Recuerdan al crack que nunca llegó?

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web

  • Que buena columna! Ya se le está haciendo costumbre a Elías. Si me acordé de amigos de mi infancia y adolescencia

  • Jonas Blue

    Esta columna sí me gustó. Se agradecen las ficciones, ¿o recuerdos?, de esa cultura tan sabrosa del fútbol amateur. Felicidades

    • Jonas Blue, en esta ocasión sí apelé a los recuerdos, así como a detalles verídicos, mismos que plasmo a manera de relato. Un abrazo

  • cesar calderon

    Muy buena columna Elías, eso debe pasar con varios jovenes que ven sus sueños como futbolista frustrados por una u otra cosa.

    • César Calderón, más que columna es un relato. Ten por seguro que eso pasa con millones de chamacos y jóvenes. Un abrazo

  • Devil

    Buena columna y si yo recuerdo a un verdadero crack, era delantero muy habilidoso,
    desgraciadamente hace poco lo asesinaron..

    • Devil, aún más fuerte y cruel esa manera de terminar con un sueño. Un abrazo

  • juan carlos

    Muy buena historia Elías¡¡

    Cuantos de esos craks hay y seguirá habiendo siempre y cuantos petardos llegarán y seguirán llegando siempre a profesionales¡¡¡

    saludos¡¡

    • Juan Carlos, cracks así hay muchos. Sería injusto no acordarse de ellos, pues de alguna u otra manera forman parte del futbol. Un abrazo

  • saul

    chale… creo haber sido uno de esos…….. es cursi pero lloré al recoradar… jajaja
    fue doloroso cuando en pumas dijeron que solo había lugar para uno… y era el hijo de un famoso jugador……….. habiamos 10 mejores….. lamentalbemente la disciplina y las desepciones acaban con los sueños………….. y ahora me veo aki como un abogado aburrido leyendo y viendo siemrpe futbol……..

    • LUKAS

      En respuesta a saul:DI DE CUAL JUGADOR ERA HIJOESE CHAVO PARA QUE LE DE VERGUENZA A EL Y A LOS ENTRENADORES QUE ACEPTARON HACER ESO.

      • saul

        En respuesta a LUKAS: te puedo decir que fuen en la época de hugo como entrenador… no me gusta quemar a nadie y menos en un lugar público… pero con ese dato y un poco de averiguación por internet te puedes dar cuenta quienes debutaron en su paso por los pumas esos dos años… saludos

    • Saul, pues deja de ser un abogado aburrido y dedícate a lo que te gusta. Respecto a tus lágrimas, pues de eso se trata: el futbol no debe ser visto nada más, sino también sentirse. Por cierto, ¿cuál jugador fue? Un abrazo

  • Regina

    Al rato no me vaya a pasar lo mismo que a Aníbal con estos escritos porque son muy buenos :)… comparto tu sentimiento Elías, igual soy futbolista frustrada, mi sueño fue estar en una cancha hasta que descubrí que simplemente condiciones no tenía y me decidí más a redactar sobre lo que pasaba dentro de la cancha, ahí encontré mi vocación… en realidad es algo de lo que jamás me he arrepentido, aunque siempre te queda esa sensación de ¿qué hubiera pasado si…?
    Genial tu escrito, creo que se ha colado entre mis favoritos… muchos saludos y felicidades!!! 🙂

    • Regina, tú siempre tan leal a lo que escribe este servidor. Más allá de pensar en el “hubiera”, siéntete afortunada de haber encontrado tu vocación, pues mira que muchos llegan a la vejez y no la descubren. El frustrarte como futbolista también conlleva a aspectos positivos, como escribir por ejemplo. Un abrazo

  • Patricio Betancourt

    De verdad me siento identificado con esta columna.
    Esto me esta pasando a mí, tengo 15 años, juego en 2 equipos, soy justo como tú no bueno, ni técnico, soy aguerrido, duro, con ganas. me han invitado a jugar con equipos de mejor categoría he estado a prueba y todo pero siento que no es lo mío. No me gusta entrenar, y no veo el fútbol como una profesión para mí, justo por eso, sé que viviré el fútbol de forma amateur, con pasión. Pues a lo que realmente quiero dedicarme es al periodismo deportivo o a la comunicación.
    Gracias por hacerme recordar que el fútbol es un juego. y que no hay que presionarse tanto para lograr algo pues en lugar de que te ayude, te terminará afectando. (Mi humilde punto de vista) GRACIAS.

    • Patricio, gracias por compartir tu experiencia. Pues ahora que ya sabes qué quieres a tupirle. Un abrazo

  • que texto señores!

    lastima de tu colega, y si continuamente pasa. Que buena forma de redactar!

  • marco antonio

    Yo conozco al menos 5 cracks amigos mios, que nunca llegaqron a primera por falta de dinero para vivir en otra ciudad, pachuca, concretamente, equipo hoy plagado de extranjeros, otro amigo si llego a las fuerzas basicas, pero nunca debutó en primera, quien sabe que habrá sido de él, pero al primer equipo nunca llegó.

    • Marco Antonio, vaya que tienes historia para contar. Pones el dedo en la llaga sobre dos aspectos para que esos cracks no lleguen: dinero y preferencia por los extranjeros; realidades que desafortunadamente pueden más que un sueño. Aunque siempre hay excepciones. Un abrazo

  • comparto la opinon, los que no son futbolistas son periodistas deportivos, soy malo, sin tecnica pero aguerrido,entregado,fuerte,nunca me doblo (soy lateral izquierdo) y tengo mas que claro que nunca llegare a profesional (17 años)
    y esta historia me llego al corazon es duro no poder cumplir una ilusion una felicitacion enorme

    • JmarCkez18, es duro, pero hay que sobreponerse. Usted no se desanime y por el contrario, construya metas. Un abrazo

  • James

    Ya la habia leido…. que paso Elias!! Ese respetillo con los que te somos fieles!!

    • James, tú la leíste en mis terruños, pero no podía ser envidioso y dejar de compartirla con los inquilinos de acá. Eso sí, jamás dudes del respeto que les tengo a ustedes. ¿Cuándo les he fallado con la resaca? Un fuerte abrazo y agradecimientos eternos a tu fidelidad

  • alex luna heredia

    Buena!!! Saludos Elias.

  • RULOCK

    BUENA COLUMNA… COMO NO CONOCER A UNO, SIN SER PRESUNTUOSO YO MISMO ME VI REFLEJADO, UNA DISTENCIÓN DE LIGAMENTOS YA NO ME DEJO SEGUIR ADELANTE… EN FIN, ASÍ ES ESTO DEL BENDITO FUTBOL.

    • Rulock, efectivamente así es esto. Un abrazo y cuida esos ligamentos

  • Cesar Jacome

    Que buen relato!, me hiciste recordar mis tiempos de secundaria y prepa, yo era exactamente como tu poca tecnica, lento pero mucha garra y determinación vamos puros huevos e igual me ponian de contención quizas porque no me daba miedo barrerme, meter la pierna y no me cansaba de correr y presionar al rival, estos relatos son de los que uno se queda por mucho tiempo en la memoria

    • Cesar, mira que yo no le ponía garra, sino más bien hacha. Pocas veces llegaba a correr, y no precisamente por respetar esa premisa del futbol donde la pelota tiene que correr, sino porque mi función también implicaba estar provocando al rival. Todo un bandolero. Un abrazo

  • yo vivo en una ciudad que esta muuuy muy lejos del futbol profesional (ahora un poco mas cerca gracias a los xolos) pero a cada rato se ven a jugadores que tienen calidad pero nunca sobresalen por falta de oportunidades…
    algunos llegan a ir a probarse con millones de esfuerzos y sacrificios pero no sobresalen por falta de adaptacion a la humedad de Guadalajara, a la altura del D.F. o a las amenazas de muerte en Monterrey (le paso al primo de un amigo)…
    Algunos de ellos que han podido salir a probarse es porque tienen muchas influencias y aun asi regresan incluso algunos terminan en las drogas y el narcotrafico

    • En respuesta a Jesus: Jesús, que no lleguen a cracks y a cambio terminen en asuntos de droga, crimen organizado o narcotráfico es realmente triste y preocupante. Un abrazo

  • Eduardo Camacho

    Elias, felicitaciones por el texto… he seguido FS y EBF desde ya hace un rato y me gusta encontrarme con columnas y recuerdos como estos… creo que para los que amamos el fut estas experiencias nunca nos parecen ajenas..siempre o nos pasan o conocemos a alguien así… a un compañero lo buscaban de Pachuca y sus papas no lo dejaron ir para que siguiera estudiando… y para mi siempre ha sido amateur nunca hice el intento de probarme… aun no me se responder por que?? jaja y el what if… ciertamente es muuy canijo….. SALUDOS.

    • En respuesta a Eduardo Camacho: Eduardo, gracias por seguirnos. Ve, en el caso de tu cuate fue por culpa de los papás. Ahora, nada pierdes con ir a probarte, claro, si es que sueñas con ser futbolista profesional. Un abrazo

  • PuroMx

    Yo en 1977 me fuí a probar a un equipo de tercera división y para mi sorpresa, me quedé, pero era muy poca la ayuda económica que me daban, aguante como 6 meses y no me alcanzaba para vivir ya que desde los 12 años si quiero tener un taco y techo, tengo que trabajar. Actualmente soy profesor y me gusta mucho mi trabajo, aunque este excelente artículo me trajo recuerdos muy agradables, como una vez que metí un gol arrancando desde la media cancha por el lado derecho hasta enfrentar al portero y antes de que se acercara, tocarle la bola por su costado derecho, suavemente. Todavía siento la emoción al anotar ese gol. Actualmente estoy en un equipo amateur (de veteranos, ya que cuento con 49 años) y en una ocasión un equipo me protesto porque según ellos yo no tengo esa edad por la forma de correr y jugar, que para mi nivel esta bien. Cada que puedo entreno con los muchachos de la prepa donde trabajo y obvio que de 10 jugadas ellos me ganan ONCE, pero al entrenarme con ellos y luego jugar el fin de semana con los de mi rodada, pues sólo me ven el número en mi espalda. Excelente artículo que me motivó a escribir estas líneas y reflexionar, quizás NUNCA hubiera llegado a primera, eso es algo que ya no sabré, pero no me arrepiento. Ya por último, en los 100 metros planos actualmente hago 15 segundos, pero llegué a hacer 12 en mi juventud.

  • dodi

    muy buena tu historia…no se por ke pero me recordo a magallon y al maza…uno hachero y el otro elegante…yo pense ke por ahi iba la historia…ke habian contratado al hachero y al otro no!! jejejej saludos….

    • En respuesta a dodi: Dodi, para poner un mejor ejemplo, imagínate a Franco Baresi haciendo mancuerna con el “Picas” Becerril. Un saludo

      • dodi

        jejeje muy buena…o con terrazas, herrera, huiki, o mushos otros ke han desfilado en las pasarelas del fucho mexicano

  • DAMIAN

    Todo eso es verdad, todos conocemos a “chavos” que tienen grandes cualidades pero que por razones hasta tontas no pueden o no les dan el chance de mostrarse…Sin duda excelente columna.

  • Issac MM

    claro que cracks en el olvido hay en todos lados, y más cuando son tus amigos o familiares si quisieras apoyarlos para que llegaran a lo más alto; yo recuerdo al menos a al menos dos chavos de la secu y unos dos de la prepa

    • Issac MM, no siempre hace falta que sean amigos o familiares, un compañero de equipo también te motiva a ayudarlo. Un abrazo

  • David

    Hola Elias,

    De verdad, siempre leo tus columnas aunque nunca te pongo comentarios y me parecen increibles, la del niño que tiene paralisis, el sangre azul en el bote, todas. Me gusta demasiado tu trabajo. Felicidades!

    Siempre en espera de tus columnas, me alegras el día.
    GRACIAS!
    Saludos!

    • David, vaya que me has leído, te sabes todas. Como diría Pedro Vargas: “muy agradecido”. Un fuerte abrazo y esperamos sigas leyéndonos.

  • Alejandro

    excelente relato, buenisimo diria yo 😀 felicidades

  • robert

    si hay muchos chavos asi, a algunos les falto apoyo de la familia y economicamente es lamentable en un pueblito de queretaro hay un chavo que le dicen RUSO es de los que juegan con corazon y por gusto no le gusta que le paguen

    felicidades Elias !!!

  • ramiro pintado

    Esta columna es prueba plena Elías que eres un enamorado del fútbol!! Gracias!!!

  • Rody Valentín

    Que buena columna, también a mi me hizo recordar, me recordó en a mis ayeres cuando iba en la prepa, había un amigo que era todo un crack, su nombre Jibran, en la retal le decía Zizou, con eso les digo todo, o a veces jugando con su nombre le decia Jibrahimovic. Un purisisimo 10, de esos que están en peligro de desaparecer como los osos panda, mientras yo luchaba contra mi mismo por la pelota y me mataba por no regarla, este hombre ya sabia que hacer antes de tenerla, hay una frase que leí en un libro llamado Hablemos de fútbol, algo así dice; fulanito era todo un crack, “decían que daba el pase antes de darlo”. Cada vez que la leo o la recuerdo me vienen a la mente Zidane y mi amigo Jibran, lamentablemente para ser jugador se necesita mucha disciplina y apoyo, a la fecha no se ni donde anda, solo me queda el recuerdo, y cuando veo a mis viejos amigos, lo recuerdo y siempre les digo que yo vi jugar a unos de los mejores jugadores del mundo.

    • Rody Valentín, podrás no saber dónde anda, pero el chiste está en que lo recuerdas con admiración debido a su juego. De eso se trata. Un abrazo

  • Ismael Martinez

    Buena columna, me acorde de un amigo de la infancia que siempre quiso ser futbolista profesional, el talento lo tenía pero desgraciadamente por problemas familiares él tuvo que abandonar su sueño, hoy en día a sus 20 años de edad él ya no sabe hacia donde ir por que desafortunadamente, al ver su sueño arruinado se metió en el mundo de las drogas…hoy ya ni se acuerda de que él quería ser futbolista y jugar en el equipo de sus amores en los pumas de la unam…que triste es su vida hoy en día…

    • Ismael, vaya anécdota la que compartes. Ahí está el futbol, otra cara de este deporte y sobre todo del crack que no llega. El balón no es solamente una cancha o una estadística, es la vida misma. Un abrazo

  • FSCHM

    Muchos, desgraciadamente. Incluyéndome.

  • Jesús Gallardo

    ppppffff cuantos recuerdos al mismo tiempo.

  • JimboRosso

    Yo tenía un equipo de familiares y amigos, en donde yo era entrenador, jugador y capitan…… y uno de mis amigos era un verdadero crack, no me digan porque pero le deciamos el “Chutas” un día un visor del Atlas lo vio y se lo llevaron, para mi era un orgullo ya que pues ahora si que por coincidencias yo fui su verdeadero descubridor, era una clasico 11, jugaba por la banda izquierda y desbordana como el mismosimo Overmrs en sus mejores tiempos, un día como muchos otros me invito a verlo jugar y vi una de las imagenes mas impactantes y tristes de mis vida un moreno grandote y muy tronco en una de tantas jugadas que mi amigo ya le habia driblado lo agarro por detrasy le fracturo la rodilla……. el “chutas” jamás volvio a ser lo mismo y hoy es un trisite empleado de cinepolis…..
    Que cruel es el futbol!!

    • JimboRosso, agradezco el aporte de tu experiencia. Vaya que es cruel el caso que describes. Sin embargo, el que sea empleado de Cinepolis no lo hace peor persona. Mejor sigue añorando sus dribles, su juego; eso es lo que hay que dignificar con el recuerdo. Un abrazo

      • JimboRosso

        Que tal Elias Leonardo gracias por tu apunte, pero definitivimante no queria decir que a mi percepción el por trabajar en Cinepolis su vida es triste, ya que el realmente es triste ya que su sueño si era ser un jugador profesional de futbbol y en cada ocasion lo hace expresar lo deprimente que es para su vida, nosotros tratamos de apoyarlo, pero para el su vida a traves de esta altera entrada si ha sido muy triste y no lo digo yo, lo dice el “chutas”.
        Saludos y gracias!!

  • Salvador

    O en pocas palabras; nunca están todos los que son, y no siempre son todos los que están…
    Gran trabajo, en verdad me pareció muy bueno y me provocó muchos sentimientos por los recuerdos y por las historias que uno sabe, y así muchas más que no conocemos y que desquebrajan los sueños de millones.
    En lo personal conozco tres que me encantaría compartír, la de un señor que trajo al mundo a la responsable de mi felicidad y la de un hermano que vió truncado su sueño por cuestiones médicas al igual que el antes mencionado, además de la propia que si bien jamás tuve posibilidades reales de llegar a ser futbolista profesional, fué un sueño con el que viví muchos años…

    • Salvador, cuando gustes compartirlas pues échalas (sin albur); nótese que hablo de las historias. Un abrazo

      • Salvador

        En respuesta a Elías Leonardo: Jajaja claro que sí, siempre refiriendonos a las historias, pués creo que lo propondré en el rincón, désde luego mencionando esta obra como la idea original…

  • melissa

    ESTO m trajo recuerdos pero no mios :/ hace muchos años mi primo jugaba para las fuerzas basicas del america lo descubrio no m acuerdo si fue lapuente y de ahi se fue a la seleccion,pero mis tios nunca estuvieron deacuerdo con eso y se dedico a otras cosas hace poco falleció y siempre m pregunto que hubiera pasado si hubiera seguido jugando futbol ….
    saluuddooosss…

    • Melissa, de alguna u otra forma el recuerdo está ligado a ti. Si no es inconveniente, ¿quién es tu primo? Saludos

      • melissa

        En respuesta a Elías Leonardo:
        Mi primo se llamaba Marcos antonio A. y si trae tantos recuerdos 🙂 jugo para la sub 17 ahorita ni m acuerdo d cual generacion era tiene un rato y de ahi termino de estudiar aunk luego lo llamaban para jugar pero hasta el ultimo d sus dias el futbol lo motivaba 🙂 y claro el america aunk casi no le toco verlo campeon :/ hahha pero bueno saludoos linda tu columna 🙂

  • yo también soy un futbolista frustrado..

  • Lo tuyo es escribir columnas mi estimado Elias, dejale las cronicas y los relatos de los partidos a los demas, tu, escribiendo columnas muy bien!

    • Lobsan, me cae que tomo tu comentario como un halago. Más a sabiendas de que el primero que recibí de ti fue un sermón de groserías, sermón válido dado tu sentir. Ahora, respecto a las reseñas qué te puedo decir. No sé qué le debo a la vida que tengo una suerte para los juegos de cero a cero. Un fuerte abrazo

  • ricalvesa

    Todos los que amamos este deporte tenemos una historia que contar, de ahí una parte de la gran riqueza del fútbol: la memoria.
    Felicidades por la columna, Elías, interesante relato con triste final, pero no es raro encontrar casos, sino psicológicos, por lo menos físicos y emocionales abundan.

    Conozco asi como mis compañeros que han comentado, algunos casos. Recuerdo uno en particular, un amigo al que le llamaron de Cruz Azul para realizar pruebas, hace unos 4 años de eso. Sus papás nunca le dijeron de tal llamada hasta mucho tiempo después; mi amigo, repleto de talento, siempre ha jugado (ahora en su universidad) de diez y, sí, es el gambetero del barrio, el que se regresa para volver a hacerle túnel al defensa y, todas esas cosas que cualquier jugador con su clase podría hacer, no así nosotros los simples mortales, jaja.

    En fin, saludos mi Elías, felicidades de nuevo por la columna y bien por tu foto de perfil de Don Vito.

    • Ricalvesa, efectivamente siempre hay historias que contar. Toma de ejemplo la de tu amigo, quien debería ponérsele enfrente a sus papás y agarrarlos con el cinturón. Gracias por el comentario. Respecto a Don Vito, también referirte la devoción a Brando. Un abrazo

  • mikygar

    Antes que nada, felicidades al blog. Que buenas plumas tiene. Mi historia personal es que nunca quise ser profesional y creo que tenía condiciones. A mi ingreso a una escuela militar a los dieciocho años fui seleccionado en ¡cuatro posiciones! Desde portero hasta centro delantero. Duré un año y al salir y continuar mis estudios yo sabia que si iba con mi padre a pedirle que me dejara probarme me contestaría ¡Que, estas loco! Continué jugando y estudiando, llegando a ser subcampeón de goleo jugando de ¡defensa central! Termine mi carrera de Ing. Mec. Y continué jugando en cuanta ocasión tenia hasta los 55 años. Para mi el fútbol siempre ha sido eso, un juego. Pasando a los que se trauman yo conozco a muchos aficionados que están a punto del siquiatra. Tengo varios amigos americanistas que les duele más el triunfo del Chicharo que el balazo a Cabañas. Basta con ver en la TV a varios “periodistas” como Gerardo Velásquez de León y su grupo de TVC.

    • Mikygar, peculiar historia la tuya. Como duda, ¿finalmente en qué posición terminaste jugando? Mientras tanto, sigamos disfrutando del futbol como juego, mismo que para un servidor también es reflejo de vida. Un fuerte abrazo mi estimado Ingeniero.

  • rino

    ahhhhhhhhhh si que frustración
    por medir 1 64 no se fijan en arqueros
    17 años y frustrado por que a pesar que tengo buenas condiciones no viviré de eso y
    acabare por ahora en técnico en telecomunicaciones
    ni modo otra historia mas de estas jajaja
    y asi mi generacion de la secundaria se quedo igual
    verdaderos cacks y no les dieron chance
    buena historia
    felicidades por tu columna

    • Rino, buen aporte ese de la estatura; rasgo que de alguna u otra forma también influye. Ahora, tienes 17 años, por lo cual no hay que preocuparse mucho; camino largo hay para que definas lo que te gusta. Un abrazo

  • Damian

    Creo esto es más feo en Mexico donde se pierden muchos cracks o minimo jugadores talentosos, yo igual vi cuando menos a unos 5 mejores que quizas el 95% de los profesionales de primera division mexicana, pero aqui en México cuando menos en la época que yo tenia 13 años no se les daba por bien visto a ese tipo de jugadores, solo buscaban en las pruebas puros jugadores tipo german villa , rodrigo lara, a que me refiero a esos que corren y quitan pelotas pero sin entrega pues al final de cuentas creo que a los mexicanos solo se les permiten esos lugares en los equipos de primera division ya que los talentosos solo los quieren argentinos o brasileños. Yo creo tenia el potencial de ser mejor jugador de varias plantillas de primera division pero si la verdad es difícil lidiar con las pocas expectativas que te brindan los visores. Afortunadamente eso cambia por lo que veo con las chivas ahí si le dan chance a los chavos y llegan los que si tienen talento.

    • Damián, el ritmo generado en el futbol mexicano por los torneos cortos llevó a los clubes a buscar atletas antes que futbolistas. Bueno, en realidad pasa en todo el mundo. Dejaron de aparecer los jugadores de barrio y los irreverentes. A cambio surgen los educados, los que siguen a cabalidad lo ordenado, comenzando por correr sin intención de tocar el balón. Un abrazo

  • adriansae92

    Muchos chavos se pierden a falta de 20 mil pesos que les pidan para jugar…
    otros más por falta de mentalidad, pero siempre, en cada cancha de futbol, habrá un crack escondido que nunca culminó su sueño. Muy buena columna 🙂

    • Adriansae92, lo que te habla de que el futbol ya pasó a ser una aspiración de lujo y se olvidó del populacho. Mientras tanto, rindamos tributo a esos cracks que no cumplieron su sueño. Saludos

  • Efraín Jiménez

    Presente!! Futbolista frustrado estudiante de Ciencias de la Comunicación =D

  • Luis

    Yo conosco a alguien que va para crack solo que su caracter de creido fantoche no lo llevara a nada

  • Luis Raul

    Muy buena columna y Excelente historia …..

  • sigurrr

    y asi tantas historias, no todas terminan mal como este caso pero apoco no hemos pensado cuando un pro juega de la chingada y falla goles increibles siempre pensamos -mi cuate juega mas chingon q el y no es profesional!! o incluco el “yo si la hubiera metido” creo q en algun momento de nuestras vidas los q somos gustosos de jugar y ver futbol hemos soñado alguna vez en ser profesionales

    crack te puedes encontrar hasta en la canchitas de la colonia, pero solo los bendecidos de tener conectes o de irse a probar y salir en uno de los mejores dias de su vida pueden lograrlo

    buena columna, esta entre el top de lo mejor q he leido en esta pagina
    felicidades

    • Sigurrr, por eso en ocasiones me pronuncio sobre gozar las canchitas de la colonia, incluso aquellas donde construimos las porterías con un ladrillo o un suéter, es decir la calle. Claro, los tiempos han cambiado. Ya que no podemos inventar nada en el futbol, reinventemos. Un abrazo

  • Benjas

    Elías, muy buena columna, me gustaría, a propósito, contar mi historia:
    Desde muy pequeño mi vida ha sido el fútbol, y siempre lo será. Jamás me consideré un superdotado, sin embargo, de niño era el adelantado a su edad; a los 6 años en las cascaritas de la escuela les pintaba a todos la cara… jaja, era muy rápido para mi edad y siempre he sido alto, aunque no corpulento. Creo que ahí residía mi avance respecto a los demás, aunque debo decir también que mi técnica era la de alguien mayor. Llegué a integrar selectivos escolares, pero nada más. Mis padres nunca me permitieron jugar en algún equipo de barrio, y de niño, cuando mi mayor deseo era que me ingresaran en algún centro de formación o escuela de fútbol jamás lo hicieron. Así que ese talento que entre los 6 y 11 años parecía que me llevaría lejos, se estancó por la falta de práctica real.
    Ahora tengo 16 años y medio y estoy en la escuela filial de Cruz Azul en Puebla; acabo de ingresar puesto que apenas mis padres me lo han permitido. Eso sí, yo me la pago del dinero que recibo para la escuela, y realmente a mis padres no les importa si llego o no algún día al sector profesional. La cuestión es que ahora sí me cuesta trabajo; ya no soy el niño que desbordaba por la banda derecha y se metía al área para causarle dolor de cabeza a la zaga. Ahora me encuentro con cientos de jóvenes de mi categoría (1995) mucho mejores que yo.
    La historia sería otra si aquellas habilidades que mostraba de niño hubieran sido pulidas desde temprano. Pero no pudo ser así, en gran medida debido a mis padres. Ahora mi realidad es otra, y mi duda es si aún estoy a tiempo si deseo llegar a primera…

    • Benjas, vaya que traías ganas de soltarte. ¿Qué te puedo yo decir? Crecí bajo otra línea con mis padres, digamos que sin imposiciones. Además, siempre fui más de pedir perdón que pedir permiso. Por otra parte, qué bueno que reconoces que hay otros mejores que tú. Sin embargo, eso no implica que no valores tus cualidades. No dudes, entre hacer y no hacer siempre será mejor hacer. Un abrazo

  • Excelente Columna de lo mejor que me ha tocado leer.

  • Luid

    Chale, esta columna cala porque yo creo que aquí todos quisimos ser grandes futbolistas, pero por una razón u otra no lo logramos. Fíjate que mi problema fue que descubrí demasiado tarde el futbol. Tengo 22 años, el futbol me empezó a gustar como a los 19, pero sufría de una lesión muy enfadosa que me tuvo convaleciente 6 años. Me operaron y ya me recuperé. Pero ahora que apenas estoy empezando a cascarar la neta no pelo, ni el balón toco, pero con la práctica se arregla todo. Esta columna me ayudo a refleccionar que es bueno tener pasiones, pero ya cuando se convierte en obsesión ahí si esta gacho.

    • Luid, nada más cuidado con las obsesiones, ya ves lo que le pasó a Aníbal. Un saludo

  • uuuhh que caray me pasa lo mismo que benjas..
    siempre fui el tipico niño que burlaba y metia goles
    mi realidad cambio alos 15 años en una prueba de chivas
    me calificaron sin tecnica, sin manejo de perfiles sin Nada¡
    sigo entrenando y soñando con algun dia lograr ser jugador
    aver si no me pasa lo del chavo que se va al psiquiatra
    si estoy obsesionado

    • Gustavo, pues busca la alternativa de sanar esa frustración porque a la larga se pondría más densa la cosa. Procúrate. Un abrazo

  • Israel Q

    Saludos Elias Leonardo, de verdad que esta bastante buena tu columna, haciendonos recordar situaciones bastante comunes, por lo que veo para todos jeje.

    Yo puedo decir que tambien soy un futbolista frustrado en toda la extension de la palabra. No se…creo que cuando tenia 15 o 16 años pude haber sido un buen prospecto. De hecho, cuando iba en la secundaria, despues de tanta insistencia a mis padres, decidì cambiarme de turno ¨(estaba en el vespertino) y de escuela para entrar a una escuela de futbol…mis padres habian accedido, pero al final no se hizo nada…ya saben: “te vas a morir de hambre”, “a poco crees que de entre tantos miles de jugadores tu vas a llegar…mejor estudia”, “te van a lastimar”… bien o mal, temores de mis padres (y quizàs falta de hambre mia) me hicieron jamàs intentarlo…de hecho solo una vez lo hice, en alguna prueba que hicieron los Pumas en la cantera, y pues no, no me quedè.

    Cuando tenia como 6 o 7 años mi abuelito me metiò a una escuela de chivas…pero como los partidos eran domingos, mi papà nunca me dejo ir , ya que ese dia era de iglesia. En fin…creo que despues de ver casos verdaderos de gente con talento que nunca llegò, no me arrepiento de haber estudiado Derecho. Jajajajaj creo que no era tan bueno, aunque creo que siempre me quedarè con la duda de que habria sido si hubiera tenido ese chance…

    He conocido a personas de ambos lados de la moneda, a los jugadores excepcionales que nunca llegaron a debutar (aqui un amigo que le dicen “Benji”, estuvo en las bàsicas del cruz azul, es un fenòmeno, actualmente se dedica a poner bailes de xv años y lo acaban de operar de las rodillas por desgaste, que nunca llego, precisamente por lo que arriba comentan, le pedian dinero para seguir ascendiendo en la misma escuela, ademas de los “recomendados” que siempre estaran adelante del talentoso pero pobre); asi como puedo decir que tengo la fortuna de conocer y considerar amigos a 3 futbolistas profesionales, todos de seleccion nacional actualmente (bueno, 1 ya no jejeje) , los 3 jugando en el extranjero (Dos estan en Europa y uno en E.U).

    Y aunque si tienen muchos privilegios como las figuras que son (para empezar por los sueldazos que les pagan, que son para irse de espaldas :/ ) , la verdad es que haberlo conseguido les ha costado lagrimas verdaderamente (mas a unos que a otros). Hay quienes desde los 15 dejan sus estados para irse al lugar donde se encuentra el club y empiezan a vivir solos, sin sus familias que los adoran, todo por amor a su sueños.

    Aunque tambien hay que decirlo, el futbol mexicano (y sobre todo la cantera de chivas que tanto cacarean su grandeza) estan llenos de “hijos de” (ojo: no estoy cuestionando su calidad, simplemente que OBVIAMENTE tienen las cosas mas faciles que los demas, el debut es casi seguro, por malos que sean): Javier Hernandez, Omar Arellano, Marco Fabian, Arturo Ledesma, Juan Carlos Leaño (ese si su papa no fuera dueño del equipo, seria uno de nosotros, no se sientan mal!!! xD ), los Cervantes (que son malìsimos) , etc.)

    Creo que muchos son reflejo de la corrupcion que existe en nuestro pais en todos los ambitos, si no tienes dinero, no avanzas, asi de sencillo.

    • Israel Q, bienvenido al club y gracias por compartir tu penar. Un abrazo

  • MICTLAN

    A MI SE ME ACABA DE PASAR EL TREN DEL FUTBOLISTA HACE UN PAR DE AÑOS, NO SOY EL MAS TECNICO, SOY UN RUSTICO CON TOQUES DE TECNICA, PERO JURO POR DIOS QUE PODRIA HABER JUGADO MINIMO EN LIGA DE ASCENSO!!! AHORA SOLO LA CASCARITA Y TORNEOS AMETEUR!!!

    • Mictlan, pues a darle en la cascarita; la cosa es divertirse. Un abrazo

  • da3itch

    Sin duda alguna todos tenemos a un Anibal, por quien uno mismo se hacia un lado para cobrar los tiros libres (que tan bien llegue a patear) la pelota tiene un sin fin de cracks de zapatos sin marca. Nunca olvidemos que el futbol es un juego, del que tristemente solo pocos viven.

    Solo es un juego…. el mas bello de los juegos

    • Da3itch, un futbol que hoy en día tenemos maltrecho. Un saludo

  • FSCHM

    Yo jugué en Tecos tres años, defensa central. Estuve en algunas preselecciones nacionales, tuve la oportunidad de agarrar de marca a Alan Pulido, vaya que era rápido. Guarch estaba en mi equipo. Lástima de la lesión de rodilla. Tecos no me la quiso pagar, la operación me refiero. Sigo jugando cáscaras de vez en cuando, dando buenos pases, siendo tiempista, que siempre fue mi cualidad. Ya no lo extraño, ahora tengo otras cosas que hacer… Aunque me sigue gustando el futbol, que es un mundo muy raro cuando ya estás adentro.
    Buena columna, me recordó mis viejas glorias XD

    • FSCHM, mira que tienes historia que contar. Gracias por compartir tu experiencia y ello sólo contribuye a seguir con mi apatía con Tecos. Un abrazo

      • FSCHM

        En respuesta a Elías Leonardo: A mí los Tecos no me generan nada, ni amor ni odio, aunque no me gustaría que se fueran a la Liga de Ascenso. Y los entiendo, ¿Cómo iban a gastar en un niño de 16 años una operación carísima, siendo que la lesión, que si bien se me agravó ahí, es congénita? ¿Quién les garantizaba que yo sería figura, o que de menos llegaría a Primera? Pero te reitero, ya no lo extraño, tengo otras cosas que hacer, y como dice el comentario de abajo, me reinventé.
        Saludos, y gracias por responder!!

  • Erick Muñoz García

    Realmente una de las mejores columnas que he leído, es verdad el fútbol no es sólo lo que vemos en la tele, es una pasión, es la vida y está plagada de alegrías y tristezas, de añoranzas, y de tropiezos que te llevan a descubrir otros caminos, en fin, no hay que hundirse en la frustración sino saber reinventarse y encontrar tu camino, felicidades y gracias.

    • Erick, y mira que el futbol en la tele apenas lo puedes ver ante tanta toma y ante poco juego. Por otra parte, comparto esa palabra que utilizas “reinventarse”. Un abrazo

  • Chuy

    A un primo mio le paso, en el barrio habia 2 jugadorazos, uno de ellos era mi primo, el otro era un vecino que vivia a un lado de su casa, en una ocación fueron ambos a probarse al club Monterrey, paso la primera prueba, la segunda, se quedo entrenando un tiempo pero despues no pudo seguir por que el vivia al otro extremo de la ciudad, al fin de cuentas todo era gasto, comidas, camiones, etc.Mi primo prefirio estudiar y comenzo a trabajar para sacar su carrera profesional. Paso un tiempo y el entrenador de rayados, segun dicen el que realmente le llenaba el ojo era a mi primo, pero como dejo de ir, le dio el contrato a su vecino, este chavo debuto en primera y salio campeon en el 2003 con pasarella y aun es fecha que cuando va de visita a su antigua casa, platica con mi primo y comentan, de como es el destino, a mi primo nunca le causo un trauma, al contrario le dio gusto por su amigo y pues el ahora es un profesionista y un excelente jugador amateur, tanto que en el barrio aun se comenta que mi primo continua siendo mejor que su exvecino de un lado.

  • Fernando

    Que buena columna, desde la redaccion hasta el contenido. Felicidades. Es muy buena esta columna ya que todos nos identificamos o con usted o con Aníbal, en mi caso me identifico con Aníbal, juego de mediapunta o volante ofensivo, tengo tecnica,vision y control de balon pero no soy nada aguerrido al momento de pelear un balon por aire o meter fuerte la pierna. Tengo 15 años y aunque se que puede ser ya un poco tarde para trascender no pierdo las esperanzas. En fin, solo una cosa tengo seguro. Si al menos la mitad de esos cracks, que se quedaron el camino por diversas razones, hubieran llegado a debutar, la historia del Futbol Mexicano no sería la misma.
    Saludos.

    • Fernando, y no nada más en el futbol mexicano. Ahora, tú encárgate de pulir tu técnica, pues del trabajo malandro (meter la pierna) siempre hay alguien que se encarga de eso. Un abrazo

  • Yo soy un futbolista frustrado… Soy México-colombiano-americano y estuve en las fuerzas básicas del América… después de semanas de frustración para sacar legalmente mi nacionalidad mexicana, viajé desde California hasta la Ciudad de México, lleno de ilusiones y deseos de mi familia y amigos, cumplía un sueño: probarme con el equipo de mis amores… me quedé en la casa de mi tía, quien en ese entonces vivía cerca de las instalaciones del América, por lo que no tenia que viajar tanto…

    Era delantero y después de unos días de prueba, me aceptaron y me pusieron en el equipo Sub-15… después de 5 juegos con la escuadra Sub-15, anoté 9 goles, sorprendí a mas de uno, ya que era alto, 1.80 y corpulento (un alto y corpulento en esa época era sinónimo de tronco, callé mas de una boca en ese momento) por lo que me subieron y me pusieron a entrenar con el equipo de la Tercera División… por fin cumplía mi sueño!

    De ahí, mi sueño se convirtió en pesadilla. No cumplí las expectativas, después de arrancar de titular frente a la “poderosa” escuadra de “Tultitlan” en la Jornada 23 del torneo Clausura 2003, fallé 4 oportunidades claras de gol, y erré como el 90% de los pases… estaba nervioso… el entrenador me saco al medio tiempo y mi relevo termino metiendo un par de goles, ganamos 8-0, de los cuales 4 pudieron ser míos… a la siguiente jornada, entré de suplente faltando 19 minutos para terminar el partido frente a los “Cobijeros de Cihitiali o no se donde” (no me acuerdo bien del nombre) íbamos ganando claramente 6-0, y me volvió a suceder lo mismo, pero ahora peor, erré 2 penales que me provocaron y fallé de nueva cuenta oportunidades claras de gol… el entrenador, que no quiero ni mencionar mi nombre, me mentó la madre y mis compañeros de pendejo no me bajaban.. el resto del torneo, calenté la banca o no era ni convocado, el entrenador de la Sub-15 ya había encontrado a otro delantero… y como era de esperarse, fui separado del equipo al finalizar el torneo Clausura 2003, al igual que otros 30 jugadores. Regresé a casa dolido, y solamente con la casaca #127 de local (que me “robe”, ya que todas las prendas tuve que regresar)… desde aquel día, jamas volví a jugar fútbol organizado… tiempo después me di cuenta que el fútbol no lo era todo para mi, así que me dedique a estudiar y a realizar otras actividades…

    Mi mayor logro: jugar 2 partidos con el equipo de la Tercera División Profesional del Club América un total de 64 minutos… en mi mente aun festejo los goles que jamas meti a nivel “profesional”… lo único que me queda de satisfacción, es que llegué mas lejos que muchos que eras “mejores” que yo (hablo de los conocidos que tengo aquí en CA y que siempre decían que eran mas “fregones” que yo, pero yo tuve los cojones y los recursos para ir a probarme, ellos le sacaron por miedo a fracasar)…

    • Dinho, pues siéntete orgulloso de la decisión tomada y no lamentes lo que dejaste de hacer. Un abrazo

  • Oscar

    uy yo tube una experiencia , en la secundaria a mis 14 años fui a un toreno estatal de futbol ala capital de mi estado San Luis Potosi, unos visores del San Luis estubieron hay observando el torneo quedamos eliminados en la primera fase despues de 3 partidos pero fueron suficientes para llenarles el ojo a estos señores, se acercaron con mi profesor de educacion fisica pidieron datos , dias despues llamron a mi mama para pedirle que me dejara acudir a unos entrenamientos para ver si aprobaba ciertos examenes para ingresar alas basicas del san luis en aquel entonses aun en 2da, mi madre sobreprotectora dijo que no. que como iba ir a dejar a su hijo con unos deskonocidos que estaba loco que me pusiera estudiar en ves de andar con mis cosas… despues de eso estube “retirado” como 5 años del fut frustrado y enojado por lo que habia pasado, pero aora ya se me paso el coraje y ando asiendo mis pininos como estrella de mi rancho, no me quedo de otra hehe

    • Oscar, buena suerte y conviértase en la estrella del rancho. Un abrazo

  • Señor Elías su relato es muy ameno, me recordó cuando jugaba en un equipo del León . Soy un comunicador recién graduado y me gustaría dedicarme al periodismo del balón, como usted lo menciona, y la verdad me pegó aquel comentario donde asegura que los que nos dedicamos a esto somos futbolistas frustrados. Jajaja cuanta razón tiene. ¡ Saludos !

    • Guillermo, antes que nada no me digas señor ni me hables de usted; estoy viejo pero no tanto. Sígale estudiando. Un abrazo

  • Eder

    Sin pretensiones, a fin de cuentas no me conocen y no saben quién soy, sí tenía condiciones para llegar a jugar futbol de manera profesional, por vueltas que tiene la vida se me frustró el sueño y desde hace 4 años (tengo 24), cuando veo a algún jugador de mi edad pienso: “yo pude haber sido él”, pero ni hablar, no es la vida que me tiene deparada el destino… cada vez que recuerdo los motivos por los que dejé el futbol me dan ganas de llorar

  • Daniel

    Mi hermano mismo fue un crack! Yo siempre fui muy diestro con ambas piernas y era rápido, jugué toda mi vida de medio de contención, y era bastante bueno, siempre ahí recuperando balones y repartiéndolos, además tenía aptitudes de líder, siempre quise representar en el campo a Nesskens o a Beckenbahuer, pero mi hermano, mi hermano que es un poco menor nació siendo un 9 nato, de esos que te resuelven un partido con una jugada mágica que parece perdida y hacen el gol y tienen una gambeta, madre mía que gambeta. El no llegó, nunca se probó pero en la liga local salimos campeones 8 veces desde la juvenil a la libre y juro que si se hubiera probado nadie habría escuchado hablar del “Chicharito”.

  • Justamente el día de hoy en la noche soñe con mi ex compañeros de preparatoria, vivia en un rancho, San Quintín B.C. Un día metieron al equipo a jugar en el campeonato de 3ra división en el Estado. enfrentar a Ensenada, Tijuana, Rosarito y cada municipio que contaba con escuelas de futbol profeisionales, Tijuana con el equipo de 3ra división de, y nosotros que no teniamos ni siquiera para un camión descente, llegamos a viajar 6 horas en la parte de atras de un camión de Sabritas, asi sin ventanas ni nada, por no tener como ir a Tecate a un partido, al final llegamos, llovio y suspendieron el juego.

    En fin, a pesar de todo eso, nuestro equipo nunca se sintio menos, y para todos los demas eramos la presa facil del campeonato. Gran sorpresa que se llevaron cuando nos vieron en el primer lugar de la tabla general al finalizar el torneo, NINGUN PARTIDO PERDIDO, solo 3 empatados, 6 goles en contra (para mi era lo mejor eso ya que yo era el portero) y mas de 30 a favor, todo esto en mas de 18 partidos. Nunca perdimos o empatamos de locales, siempre ganamos.

    Al final, en nuestro primer torneo llegamos a la final de 3ra división contra Tijuana, la cual perdimos 9-7 en el global. Pero nunca olvidare esa experiencia, jamás, es de las cosas que mas valen en mi vida.

  • Vargas

    Si conocí a uno parecía un Ronaldinho jugando tenía alegría y su técnica era para dejarlo a uno boquiabierto era alto y podía cuidarse la espalda, lastimosamente no siempre fue asi el antes era muy malo luego le empezó a querer al futbol y se metió a una escuela en bogota la cual le fue pésimo, su padre decía que no servia para eso, no duro mas de dos meses en esa escuela despues se emitió a otra donde el primer partido le fue muy bien pero no convencía a su padre y era tanta la carga que generaba de impresionar que aunque el ya jugaba como un profesional la presión de su padre viéndolo no lograba nada, despues se metió a otra escuela le fue muy bien pero nunca competían asi que se salió y finalmente su padre no quiso gastar mas plata en el, asi que decidió meterse en la del municipio y pues aunque estaba en una categoría menor por alguna extraña razón cuando jugaba un partido entro en shock no sabia que hacer no sabia nada pues despues decidió tirar la toalla despues de tanto intentarlo no había la mínima posibilidad, pero el amor del futbol fue mas, puesto que se cambio de colegio y tenían deportes se metió a futbol y su rendimiento no fue reconocido , pero. Por solo un partido en el que lo pusieron de defensa el balón pico mas y al despejarla se fue hacia un costado en ese instante el profe lo llama y le dice que esa iba hacer su ultima clase en futbol, eso lo destruyo por completo, pero en el conjunto seguía jugando cada vez mejor, finalmente el ya no juega futbol por una ilusión de ser reconocido sino de divertirse y hacer lo que mejor sabe joga bonito ese amigo mio actualmente sigue en su colegio se fue del conjunto con la ilusión siempre de que tal vez solo tal vez un dia jugando con sus amigos un caza talentos lo viera pero son sueños y esperanzas

  • Andrés

    Yo tmb, tuve mi frustración, por ser muy alto y en ese momento no tener la capacidad para decir con actitud que yo queria ser JUGADOR. lamentablemente me desarrolle como jugador desde muy muchacho a pesar de haber sido jugador mucho antes, siempre abajo, eso fue a los 8 o 9 años, a los 10 ya era arquero por decisión externa, nunca me queje, ya que la presion de grupo fue más, y no supe decir, HEY YO TAMBIEN QUIERO JUGAR! pero bueno el tiempo fue pasando y en los partidos de campeonatos solo me mostraba como arquero, más en los partidos del barrio y las pichangas siempre jugaba, NUNCA tapaba! asi fui mejorando mi porte de jugador en el medio ya que me gustaba asistir, gambetear, etc. hasta que pasados los 17 decidi dejar el Futbol y convertirme en arquitecto. Hasta ahora recuerdo la tristeza de no haber dicho en el campo QUIERO SER JUGADOR, y cambiar mi destino, pero las cosas pasan por algo, hoy en día siento que tengo una buena tecnica que forme por mi cuenta sin entrenador y sin ningun club, por supuesto que el fisico lo tengo deteriorado y chamuscado, pero bueno solo resta disfrutar de las buenas pichangas en el barrio con los amigos de toda la vida y mirar para adelante, comente todo esto para que algun padre por alli siempre tenga comunicación con su hijo y pueda saber si el realmente se siente a gusto en la posición en la que comienza, yo no tuve esa facilidad y por mis miedos me deje manipular. pero de todo se aprende, TALVEZ EN OTRA VIDA… QUIEN SABE! SALUDOS!

  • Tiburón

    Uno nunca debe dejar de soñar… Jugué dos años en las fuerzas básicas de Cruz Azul (filial Monterrey). Jugaba varios deportes (fútbol americano, Handball, pesas, basquetbol) y eso me ayudo a tener condiciones que marcaron diferencia de los demás… Era el mejor delantero…
    Cuado tenía unos 18 me invitan a jugar en tercera división del Cruz Azul… Me querían pagar 500 pesos por juego y tenía que irme a vivir fuera de Monterrey… En una decisión personal decidí no aceptar y continuar mis estudios.

    Hoy tengo 23 años y nunca eh dejado de soñar, soy reportero de la televisora más vista de Monterrey… Sigo en forma y viviendo mis sueños…

    ¿Ya saben quien soy?

  • Adrïïán Jŕ Sölörżänö

    Vaya no quisiera eso para mi, no lo digo burlandome, yo tengo el sueño de ser un futbolista, lo anhelo tanto, pero no tengo recursos estables y eso me hace sentir mal y que pierda las esperanzas.

  • David

    Hola vengo del futuro ;V

  • Keylor

    Hola vengo del futuro :v apuesto a que no llegaste a jugar profesionalmente xD