Pobres mexicanos

Hace unos días, en el canal ForoTV, un insensato, en clara defensa a la indecorosa realidad de nuestro país, advertía: “Mejor esperemos los resultados del Coneval, antes de hablar de lo que suponemos como pobreza”. Más que esperar los siempre maquillados datos, mejor le hubiera convenido asomarse a cualquier calle del país.

En fin, hoy ya tenemos los resultados en la mano y, ¿qué creen?, efectivamente, se confirmó que hay un mayor número de pobres, con todo y los cosméticos toques a los números para no alarmar a los de por sí ya alarmados mexicanos.

La administración federal actual ya no será sólo recordada por los 50 mil muertos producto de la presunta lucha contra el narcotráfico, sino que también dejará, en números redondos, algo así como 5 millones más de pobres tras finalizar el sexenio.

A Ken Loach, un cineasta enamorado del futbol y de las clases populares británicas, le pasó por la mente hacer una película donde pudiera reunir sus dos amores, y el resultado fue Buscando a Eric, un filme protagonizado por el más rebelde y antiautoritario de todos: Eric Cantona.

Sin contarles más detalles de la película (recomendación obligada, diría un sabio callejero), en ella vemos al ex Manchester United convertido en un psiquiatra del proletariado. Vaya, un terapeuta del oprimido.

La cinta muestra, por ejemplo, a un cartero que padece la creación de lo que muchos suponen como la mejor y más aristócrata liga del mundo, la Premier League. “Ya no puedo ir al estadio porque los precios de las entradas se han disparado”, se quejaba. Esa sentencia es hoy común en Inglaterra, donde se dice que los verdaderos hinchas ahora sólo se encuentran en los pubs. Muchos de ellos ciertamente hooligans, además se han alejado de las tribunas porque, señalan, “ahora ir a un estadio es como ir a la ópera, donde todos están sentados y bien vestidos”.

Es cierto, hoy el ingreso promedio de los asistentes al futbol en Inglaterra no es precisamente bajo. “Son más educados”, diría cualquier levantacejas, pero de ese sector de la población también han surgido muchos de los actos racistas en las canchas inglesas. O, para no ir tan lejos, entre ellos también se encontraba el energúmeno, ultraderechista por cierto, que increpó a Cantona para que éste respondiera con una patada de kung fu en la cancha del Crystal Palace.

A Julio Boltvinik, acaso el académico mexicano más enterado en temas de pobreza, le escuché decir hace unos meses, durante una charla en el Club de Periodistas de la Ciudad de México, que el número real de pobres en nuestro territorio ha alcanzado ya el 80%, la mitad de ellos, en pobreza extrema. Por supuesto, lo respaldaba con datos irrefutables que, si les interesa, publica semanalmente en su columna Economía Moral dentro del diario La Jornada.

Cantona y Loach

Cantona y Loach

Ateniéndome a ese escalofriante dato, debo suponer que cuando menos 8 de cada 10 personas que leen este texto están en esa condición de pobreza, lo que dicho de una manera simple, significa que su sueldo no les alcanza para hacerse de una vivienda digna, servicios de salud, alimentación y vestido, tanto para ustedes como para quienes dependen de ese salario. De ir al futbol ya ni hablar.

El Apertura 2011 ya nos regaló dos jornadas completas, es decir, ya se realizaron encuentros en todos los estadios de la Primera División. Hasta ahora tuvimos partidos agradables y aburridos, goles notables y ordinarios, resultados esperados e impensados, pero todo ello rodeado, principalmente, por gradas y asientos vacíos. La gente no está yendo al futbol pues.

Mientras charlaba con un par de futbolistas en días pasados, me quedó claro que el tema de la ausencia de público los tiene, en general, sin cuidado. Es más, diría que hasta lo prefieren. Los directivos, ignorantes tanto del juego como del negocio, tampoco están muy preocupados que digamos.

Eric Cantona, aunque no lo crean lector de Soren Kierkegaard en sus ratos libres, no pudo cambiar el futbol cuando lo practicó, y después de más de media docena de suspensiones por actos rebeldes que le molestaron siempre a las autoridades, tanto francesas como inglesas, prefirió abandonar el juego. En Buscando a Eric tampoco cambió nada, pero desde la ficción abonó para retratar un futbol que poco a poco se ha desvinculado de la sociedad, principalmente por el tema económico. Esa misma queja ya la había advertido Nick Hornby en su libro Fiebre en las gradas, justo en el momento que iniciaba la entonces recientemente creada Premier League.

En México no hay Cantonas, y desafortunadamente tampoco hay muchos como Ken Loach. La prensa deportiva en general tampoco se preocupa por el destierro del público en nuestros estadios, y la televisión horrendamente contestará que mientras haya audiencia a través de la pantalla (mejor aún si es tv de paga), poco les interesará si se paran o no por una tribuna. Les da lo mismo.

Este domingo 31, en el Nemesio Díez, los boletos se fueron por las nubes para ver, en efecto, un partido atractivo. Sin embargo, el Toluca-América no provocó el lleno, ni siquiera en uno de los estadios con menos capacidad dentro de la liga. En Guadalajara, más tarde, vimos un tétrico Omnilife, donde se escuchaba hasta el eco de los gritos que salían de la banca. Otro episodio lamentable de un fabuloso estadio que, aparentemente, se construyó para no recibir a casi nadie. Y, finalmente, en la Ciudad de México, una de las más pobladas del mundo y la que aparece con mejor nivel socioeconómico del país, el público no fue capaz de poblar ni el 60% del estadio más pequeño de la capital, incluso en un evento que tendría como figura, aceptado así por la mayoría, al mejor jugador del mundo, Lionel Messi. Sobra decir que los boletos no eran del todo baratos.

¿Qué hacemos? ¿Esperamos, como decía el botarate de ForoTV, datos y estudios sobre el público futbolero mexicano? O mejor nos damos cuenta de una vez por todas que el show se está derrumbando y que el millonario negocio no está acorde con la triste y cada vez peor realidad de nuestro país.

Uno de los futbolistas con los que conversé el tema, tibiamente me comentó que “sí habría que hacer algo”, casi como sin ganas de hacerlo. “¿Cuándo tendremos un Cantona, aunque sea como el de la película?”, me pasaba por la mente mientras lo escuchaba.

La pobreza en México, explicada desde muchas causas, todas ellas tenebrosas, va en aumento. El futbol, desde siempre exquisitamente nutrido en todos sus ámbitos por las clases menos adineradas, ha decidido no acompañar a su público dentro de la crisis nacional. ¿El resultado? Los mexicanos se han desentendido de su recreo más preciado, y el juego se ha quedado abandonado entre una multitud de gradas, incluso, sin estrenar.

Pobres mexicanos… hasta el futbol nos da la espalda.

Jairo Martínez ( Jairo )

Perfíl Futbolsapiens: Jairo Martínez
Sígueme en:

Desde la web

  • armando_gp

    Operacion eric

  • No me puede ni le debería de poder a nadie perderse de tanta mediocridad. Pobres nosotros y pobre el fútbol mexicano. Es recíproco haha

  • Que gran texto felicidades!!!

    Por cierto la pelicula es muy buena, altamente recomendable.

  • TheDonKilluminati

    “cuando menos 8 de cada 10 personas que leen este texto están en esa condición de pobreza” … T_T

  • Carlos G.F.S.

    Excelente columna, es toda la verdad, a los q nos gusta el futbol estamos dejando de interesarnos en el, al menos con la gente q conozco…
    Felicidades Jairo, reflejaste muy bien la realidad…

  • mikygar

    No se quien eres ni que medios has trabajado antes, pero te felicito por tu valentía para tocar las condiciones del país que se reflejan en toda la vida nacional. El primer paso para una solución es reconocer el mal, seas del partido político que seas. Y el mal existe y ya nos alcanzo a todos. El empresario no tiene a quien venderle, el obrero quien le de trabajo, el artista quien lo patrocine. Para cambiar esto solo hacen falta hombres de buena voluntad y no políticos comprometidos de antemano que llegan a la presidencia de la republica para proteger intereses. Antes de votar debemos libarnos de la influencia de la propaganda televisiva y analizar bien las propuestas, sin fijarnos si el candidato es el mas guapo, el mas inteligente o un peligro para México. Un saludo.

    • En respuesta a mikygar: De acuerdo en todo mikygar, incluso en lo primero, ya que yo tampoco sé, bien a bien, quién soy… Gracias por leer el texto y darte tiempo de comentar. Un saludo!

  • Issac MM

    buena columna, aunque la verdad también creo que cuando a los mexicanos no incitan a ir al estadio pagamos lo que cueste, pasó con la Sub-17 en la final; y de hecho además de la pobreza el futmex no te motiva demasiado a sentarte en la grada, más aún si te vas a quedar tan corto de $ para ver un mal espectáculo

    • En respuesta a Issac MM: Imagino desde dónde se formó esa idea de que la liga mexicana es mala y no hay espectáculo. Pero es mentira. Cualquiera lo pueeo comprobar. En un solo fin de semana, hagan el intento de ver completos partidos como Rayo Vallecano-Zaragoza, Málaga-Racing, Real Sociedad-Las Palmas o Málaga-Betis… Ahí sí que podríamos hablar de mal espectáculo. Aquí en efecto el torneo podría ser mucho más atractivo, y seguro que iría más gente, como dices, aun con los boletos no tan baratos, pero el texto se refiere a otro punto, que es la separación gradual del futbol con las clases populares, empezando, claro, por la ausencia en las tribunas. Saludos Isaac MM

      • RULAS

        En respuesta a Jairo Martínez:

        Ah pero si viste un Blackpool- Birmingham o un Wigan-West Brom de la pasada temporada de la Premier, te aseguro que hubo mas espectaculo que un Cruz Azul-America,, Y eso que eran equipos en posiciones de descenso… Desde hace mucho La Liga se parece mas a la Scottish Premier League, y no asi la Bundesliga o la EPL.. Bueno digo yo..

        • En respuesta a RULAS: Exacto RULAS, gran comparación. Lo que intentaba plantear que aquí no se juega el peor futbol del mundo, como muchos quieren hacernos creer. Yo veo un nivel más que aceptable. El torneo, eso sí, está hecho para no generar mucho interés la mayor parte del tiempo… Saludos!

  • Imagino desde dónde se formó esa idea de que la liga mexicana es mala y no hay espectáculo. Pero es mentira. Cualquiera lo pueeo comprobar. En un solo fin de semana, hagan el intento de ver completos partidos como Rayo Vallecano-Zaragoza, Málaga-Racing, Real Sociedad-Las Palmas o Málaga-Betis… Ahí sí que podríamos hablar de mal espectáculo. Aquí en efecto el torneo podría ser mucho más atractivo, y seguro que iría más gente, como dices, aun con los boletos no tan baratos, pero el texto se refiere a otro punto, que es la separación gradual del futbol con las clases populares, empezando, claro, por la ausencia en las tribunas. Saludos Isaac MM

  • hector

    Yo no creo que 8 de cada 10 mexicanos vivan en pobreza, es una locura, ademas he estado observando que del torneo pasado y antepasado hay mas gente de la que comunmente habia, la gente no va porque no tenga dinero sino porque prefieren quedarse en la comodidad de su hogar.

    El partido de Messi and friends mucha gente no fue porque sabian que era un partido amistoso que no se iban a esforzar ademas de que estaban en precio excesivo, sino ve cuando fueron a Chile que se supone es una de las economias mas pujantes de Latinoamerica estaba practicamente vacio el estadio que ayer en CD. Mexico.

    • En respuesta a hector: Convengamos que el tema del 80% no es un acto de fe, ni hay posibilidad de elegir creerlo o no. De cualquier forma, si gustas, podemos reducir el drama y basarnos en los datos oficiales del propio gobierno, que el fin de semana revelaron que el ejército de pobres creció en 13 millones, que otros 11 millones están en la miseria y que al menos 28 millones tienen problemas de acceso a la alimentación (ahí hablaríamos de un 45%, que seguiría siendo igual de alarmante). Aquí nos centramos en el futbol, pero, para no ir tan lejos, el mismo Coneval arrojó hace unos meses unos datos que muy posiblemente nadie se atrevería a creer: el 92% de los mexicanos no tiene acceso al cine. Claro, hablamos de las multisalas que venden entradas y alimentos con precios de miedo. La referencia no es economía mexicana vs otras, sino promedio de ingreso vs costo de, en este caso, entretenimientos. No dan los números! Saludos hector.

  • daniel M.

    Tal vez a nadie le importe, yo era fiel seguidor del rebaño y uno de mis ídolos es Ramón Morales y lo que hizo la institución con el me pareció infame vil desleal al referente en ese momento de las chivas. Desde ese momento deje de seguir a ese equipo

    • imco

      si a nadie le importa

  • imco

    parece que estoy leyendo proceso y eso no es un halago.

    • En respuesta a imco: Pues puedes ir a leer TVNotas o TVNovelas. A lo mejor allá sí te cuentan que todo es bonito y color de rosa

  • TEC0S10

    En verdad, da coraje que cualquier gato se de el valor de escribir esta columna sin tener la mínima noción de economía, ese “insensato” del que hablas seguramente tiene un doctorado o por lo menos el doble de preparación que tu. Es tan absurdo lo que dices como que “8 de cada 10 personas que leen este texto están en esa condición de pobreza” cuando por pobreza se entiende EL NO PODER SATISFACER LAS NECESIDADES BÁSICAS… ¿pero internet si tienen? ¿verdad, geniecito?. Te doy un consejo, ponte a leer, y no solo periódicos subjetivos como la jornada. Por alguna razón Barak Fever te esta dando la oportunidad de este espacio, así que se mas responsable antes de escribir.
    Mexico es un país mayoritariamente de clase media, me gustaría que en verdad vieras lo que es pobreza extrema, seguro te pondrías a llorar y darías gracias por lo que tienes. Existen pobres en Mexico?, Si, pero no somos todos, no generalices.
    La ausencia en los estadios se puede explicar por mil motivos, tales como el difícil acceso (como el Omnilife), hasta por el clima, o que la gran mayoría no conoce a Messi porque casi la totalidad de sus partidos pasan solo por SKY.
    Hacer “periodismo inteligente” no es nada mas quejarse de todo
    Deja que los verdaderos especialistas hagan análisis sociologicos de la economía y tu (junto con tus amigos) mejor dedícate a darle copy-paste a las notas de mediotiempo.

    • Viktor Bañales

      En respuesta a TEC0S10: Vaya si q te ofende q te digan pobre! en fin según un estudio http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias201/2e84e5d70f325a7d529744fdabdcce58 sólo el 32% de los mexicanos es clase media (ingresos superiores a 13 mil pesos).
      Tienes razón a messi sólo lo pasan en SKY, mmm creí q ese servicio lo puede pagar cualquier clasemediero no?

    • En respuesta a TEC0S10: De acuerdo totalmente Tecos10. Por lo mismo yo no externo opinión alguna, sino que agrego datos oficiales, palabras de futbolistas y estudios de los expertos. Eso sí, todo parte de que veo los estadios vacíos, y supongo que no soy el único. Donde sí no comparto es que en México haya más gente que no sabe quién es Messi, que personas en condición de pobreza…

    • TheDonKilluminati

      En respuesta a TEC0S10: ” la gran mayoría no conoce a Messi porque casi la totalidad de sus partidos pasan solo por SKY ”
      No mames we, te la jalaste con eso.

    • En respuesta a TEC0S10: No encontré al “insensato” que mencionas, pero Julio Bolvitnik sí es el más connotado investigador sobre la pobreza desde hace cosa de 20 años, y sí tiene el grado de doctorado, sí dice lo que dice apoyado en evidencia científica y sí le ha enmendado la plana en reporte de pobreza incluso al inegi.

      Fue Bolvitnik el que dijo lo de 80% de mexicanos en la pobreza, no el columnista. Que este último se nos haya ido muy lejos al decir que 8 de cada 10 que leen esto están en la pobreza no influye en lo más mínimo en el dato de Bolvitnik, que a ti no te gusta. Todavía te queda el recurso de reclamarle al investigador.

      En México hay muchos pobres en cuestión económica, pero también hay otros (muchos) pobres en cuestión de entendederas. El país es un poquito más grande que tu colonia.

      Saludos

  • Ecavazos

    Eso pasa en todos los estadios, excepto en los de monterrey, aqui siempre llenamos los estadios cada semana

  • Regina

    En lo personal creo que es un excelente escrito Jairo, felicidades!!… ahora va mi comentario jeje… en Guanajuato lo único que tenemos es la Liga de Ascenso, propiamente León, Irapuato y ahora Celaya… tengo la fortuna si se le pude decir así, como reportera, de ir cada quince días al estadio León y es realmente sorprendente ver en cada partido la tribuna atascadísima de gente, EN SEGUNDA DIVISIÓN… se disparen los costos, el equipo esté pa’l perro, llueve, truene o relampagueé, el estadio se llena… creo que lo que está sucediendo es ya la falta de arraigo de los equipos con la gente, claro que también las aficiones hemos cambiado y dejado de ser tan complacientes, todo eso va mermando y afectando todo, si la gente no va, los jugadores no rinden el 100, si los jugadores no rinden, la gente ve como una pérdida de tiempo aburrirse en el estadio
    Pero en base a lo que yo he visto y vivido acá en León… creo más bien que la gente le está dando la espalda al futbol que solito se ha traicionado y se transformado en sólo una cara bonita sin fondo

    • En respuesta a Regina: Ahí tienes exactamente el triunfo Regina, los equipos, en general, tienden a alejarse de su público. Sus aficionados los siguen y quieren. Ojo, por ejemplo,en ligas de ascenso, la economía también le pega a los clubes, que normalmente toman medidas no tan favorables para el bolsillo de su gente. Un saludo. Gracias por el comentario.

    • RULAS

      En respuesta a Regina:

      Hola Regina, como aficionado al club Leon en el exilio, ciertamente es desafortunado no ir al estadio cada 15 dias, me da alegria ver que el equipo de mi ciudad sea una de las excepciones a la regla en el futbol mexicano ya sea ganador o perdedor, bueno desde 1999 mas bien ha sido perdedor, la aficion sigue alli, dificil de explicar? no lo creo, simplemente es el sentido de identidad que refleja el club mas alla de propietarios, directivas, planteles etcetera. Saludos.

      • Regina

        En respuesta a RULAS: Al contrario Jairo!! gracias a tí por tomarte el tiempo de contestar casi casi cartas jeje está padre que también se hagan este tipo de columnas 🙂
        Rulas!!… qué gusto encontrar aficionados de León por estos rumbos 🙂 debo confesar que desde que llegué a la ciudad, porque no soy panza verde, me quedé sorprendida por el apoyo que la gente brinda al equipo, pierda partidos, campeonatos e incluso ascensos, creo yo sí es difícil de explicar, porque cuando no le vas a León no entiendes el alcance y el arraigo como dices que tiene un equipo tan tradicional… aunque se lea cursi jeje una afición no se entiende, nadamás se siente, y los de León vaya que la sienten, creo esa ha sido la diferencia… saludos!!!

  • Michael

    Eso sin contar a los que somos aficionados tambien por los jerseys de futbol, antes solian cambiar equipacion minimo cada 2 años, ahora ya parece que no tardan en hacerlo cada 6 meses, y todo por el negocio, sin importar que cada jersey pueda costar la quincena del aficionado, o lo pagas o simplemente te quedas sin el jersey de tu equipo…

  • Juan Pablo

    Jairo, buen día, ayer como cada 15 días fui al Omnilife a ver a las chivas, te recomiendo que antes de comentar algo procures ver mas allá de la televisión, eramos 27,000 asistentes en un estadio de 45,000, para ver chivas vs jaguares!!! Los ultimos partidos del torneo tuvo mas de 34,000, en general creo que la afición va tomandole aprecio pero creo que el problema radica en que la tribuna mas cara es efectivamente la que tiene la camara de televisón enfrente y en partidos de las 5:00 p.m. el Sol da a plomo.

    No defiendo a nadie, solo que ayer yo pude gritar los goles de mi equipo y no el cemento como lo mencionas.

    Saludos y por favor evita esos juicios televisivos como lo hacen Pablo Carrillo y Carlos Albert, que ven un resumen y creen que están listos para hacer un “Analisis” del juego.

    Gracias y felicidades, en general tu texto esta muy bueno.

    • En respuesta a Juan Pablo: Bueno, análisis del juego ni hice, eso que lo hagan los expertos como Carrillo y Albert. Juan Pablo, en realidad, y creo que se entiende en el texto, no es el número exacto de personas que hubo en cada estadio. En Monterrey siempre hay llenos, y eso no contradice la economía de los mexicanos. Guadalajara, igual que el América, promedian poco más de 30 mil asistentes por partido, sin embargo, hace dos décadas, duplicaban ese número. Gracias por comentar, y qué gusto que la gente de Guadalajara comience a sentir suyo ese estadio. Saludos¡

  • Jonathan Valenzuela

    Muy buena lectura, hay que ver la película, triste realidad mi amado México 🙁

  • Laura Aparicio

    Un estudio reciente mostró que el 80% de la gente en México PIENSA que pertenece a la clase media cuando realmente sólo el 32% pertenece a ese grupo. No señores, aunque duela México es un país de pobres quienes apenas pueden satisfacer necesidades básicas, el fútbol por tanto es un lujo no apto para muchos millones de mexicanos. De acuerdo con Jairo, él únicamente presenta datos y para quien desee en la página del Convenal y del Inegi pueden encontrarse reportes, busquen también la de los deciles de la población.
    Se puede estar o no de acuerdo pero descalificar aludiendo a los estudios y llamarlo gato no me parecen argumentos.

  • Luid

    Es una realidad, así como hemos tenido una saga de gobiernos ineficientes, lo mismo pasa en el futbol. Lamentable pero cierto.

  • chucho beto

    Perdón Jairo por dejar mi comentario tán tarde. Concuerdo con buena parte del texto, sobre la realidad que afecta no solo a este país ni a su espectáculo favorito, sino también a las superpotencias tanto económicas como futbolísticas.

    Es cuando llego a éste párrafo:
    …Ateniéndome a ese escalofriante dato, debo suponer que cuando menos 8 de cada 10 personas que leen este texto están en esa condición de pobreza, lo que dicho de una manera simple, significa que su sueldo no les alcanza para hacerse de una vivienda digna, servicios de salud, alimentación y vestido, tanto para ustedes como para quienes dependen de ese salario. De ir al futbol ya ni hablar.

    Lo cual siento que cae en una falacia, pues las personas que leen este texto tienen acceso a internet, el cual (pues cierto, seguimos siendo un país pobre) sigue siendo considerado un lujo. Es la falacia que podría echar por tierra tu argumento, que aunque no lo hace, si lo deja ver como una verdad a medias.

    • ivanovic’

      bro, el internet ya se consigue fácilmente..

    • En respuesta a chucho beto: Bueno, es que ni es argumento ni es mío. Es parte de un estudio amplísimo de Julio Boltvinik, repito, el académico mexicano más reconocido y prestigioso en esos temas. básicamente, él, por pobreza, asume nada más que los estándares internacionales, es decir, que el salario de una persona no satisface o alcanza para hacerse de una vivienda digna con servicios básicos, alimentación, salud y educación.

      Por cierto, en ese mismo estudio plantea (y parece increíble), que 32% de los mexicanos sobreviven con menos de 2-5 dólares diarios. La Secretaría de Desarrollo Social maneja algo similar, pues dio a concoer recientemente que 54% de los mexicanos no percibe ni siquiera 4 dólares diarios.

      No sé si el internet es un lujo o no, seguramente para muchos lo será. Lo que también intuyo (sin datos precisos a la mano), es que utilizarlo no quita la condición de pobreza.. Un saludo. Aquí seguimos.

  • BEA

    Muy buena columna me gusto mucho!!! y desafortunadamente todo es cierto!! pero mientras los jugadores sigan ganando las millonadas que ganan, a cambio de medio jugar, medio correr, medio sudar la camiseta y medio hacer que les importa su equipo, el “espectáculo” del futbol mexicano no va a cambiar, de igual forma mientras las televisoras se sigan hinchando de dinero a costa del fubol y sigan manejándolo a su antojo todo seguirá igual. Tiene que haber un cambio radical en toda la estructura del futbol mexicano, empezando por la ineptos que están a la cabeza del mismo.

    • En respuesta a BEA: Gracias BEA. Sí, de acuerdo., el futbol ya está pidiendo a gratos un cambio. La gente, desgraciadamente, todavía no… Un saludo.

  • mikygar

    Como te decía en mi comentario anterior lo primero que tenemos para acabar con el mal es reconocer que existe. Desgraciadamente me doy cuenta que mucha gente no lo reconoce. Tal vez por pertenecer a cierta clase social o escuelas como la de Tecos que son para gente de altos recursos a no ser que seas becado. El primer cambio debe ser darse cuenta que el que yo este bien no significa que todos estén bien. Existe un documento de una organización internacional que dice que el mexicano es el que más trabaja y el peor pagado del mundo. Si yo apoyo un cambio en el país es porque pienso que los que no tienen a la larga van a tratar de quitarme lo mío. ¿Cómo? Existe el secuestro, asalto, violación, impunidad, etc. En Tamaulipas sabemos mucho de esto.

    • En respuesta a mikygar: Me parece que este comentario tuyo explica muy bien el por qué de la visión alegre de algunos:

      “El primer cambio debe ser darse cuenta que el que yo este bien no significa que todos estén bien”

      La mala noticia es que resulta muy difícil darse cuenta de que la situación no es buena ni bonita ni correcta cuando los medios que controlan la opinión general te recitan siempre que sí lo es.

      Saludos

  • Cesar

    Esta columna me recuerda a un especial de ESPN donde hablaban del sindicalismo mexicano y para ello llevaron a un experto de la UNAM a platicar sobre materialismo histórico. Fascinante.

  • FSCHM

    Si el problema fuera meramente económico estaría un poco más tranquilo, pero es una cadena de eventos y acciones interconectados, tanto de la sociedad como de la clase política.
    Antes, dicen los más viejos que yo, se llenaban los estadios por que la mayoría de la gente no podía comprar una televisión. Hoy pasas por la colonia más marginada de tu ciudad y muchas veces esa gente que dice que no tiene nada se hizo de una tv de plasma de 42″ con sonido sorround en Elektra que acabaran pagando sus nietos.
    Hablar del horrible nivel de la Liga está de más. En México, desgraciadamente ,la gente consume por consumir, y el nivel de exigencia, hasta para con nosotros mismos, es pobre, o nulo.
    (Todo esto escrito desde una laptop cuasi-nueva, con internet inálambrico, desde la comodidad de mi estudio, de vacaciones de la universidad privada que mis padres y yo pagamos con mucho esfuerzo. Vivo en México diferente, pero eso no me hace indiferente.)

  • Jonas Blue

    Qué basura de columna. No tiene foco, divaga hasta el hartazgo, y lo peor de todo, usa datos falseados. Y ni siquiera habla de futbol. Es la misma perorata de siempre que lees en Proceso o La Jornada. Qué hueva. Y ya sé la respuesta a mi comentario: que cierro los ojos a “la realidad”, que el espurio y bla bla bla, que nosotros los pobres y ustedes los ricos. Será que todo es culpa de Ismael Rodrígues y Pedro Infante, que desde niños nos quedamos con esa imagen de que ser pobrecitos y sufridos nos hace los buenos de la película, que como buenos cristianos, eso sí, con la boina muy atea y rojilla del Ché plasmada en el pecho, debemos plantar la cara con diginidad sufrida a los perversos políticos y a la infuencia gabacha, eso sí, después de pagar hasta lo que no tenemos para ir a escuchar a U2 en el Azteca. Qué hueva de rojitos. Yo vivo en EEUU, me pasé de ilegal hace quince años, he vivido discriminación (no sufrido, porque sólo sufren los pendejos), mi familia empezó en la mayor pobreza en mi país, sin acceso a la escuela, comiendos frijoles y sopas porque la carne era un lujo hace dos décadas, mi jefe jalando hasta joderse todo el cuerpo y ahorita tener un montón de achaques, mi jefa en las mismas, pero así mis hermanos sacaron una carrera allá en México, yo una acá, mis jefes tienen dos coches, viejitos eso sí, y hasta se dan el lujo de pagar ESPN, que a mi jefe lo hace rabiar siempre pero lo sigue viendo. Si me preguntas a mí o a mi familia, el país está mejor que nunca. Acá en EEUU, pagas una barbaridad de renta y comida, para educarte tienes que endeudarte primero a lo bestia, la gente se va a la bancarrota si se enferma, porque no hay ni salud universal ni acceso a los hospitales para todos, la gente vive aislada, es un país de solitarios… pero igual uno sobrevive, hace sus amigos, va a ver uno al Tri cuando nos lo traen, juegue contra quien juegue, sólo porque es un gusto sentirse orgulloso e ir a agitarle la bandera en la cara, y en el suelo que nos robaron, a los gringos. En pocas palabras, problemas hay en todas partes y sólo vivírsela buscando por qué somos tan pobrecitos no ayuda a nadie. Y claro que es importante señalar lo que está mal y pronunciarlo en los foros donde se te va escuchar, pero sin adoctrinamientos ni ideas preconcebidas, que es la bosofia que uno lee en los periódicos antes mencionados y de la que haces copy paste, sino siendo sinceros y éticos. La verdad, estar leyendo tus masoquismos gratuitos me da hueva y tristeza. Este sitio empezó muy bien, yo lo visitaba cuando era apenas un blog personal, pero cada vez más está filtrándose para que tipo de “sapiens” está dirigido. Ya sólo me queda o ponerme a hacer berrinches frente al televisor como mi papá, o agarrar un libro de Bolaño, quien por cierto entendió como nadie lo patética que era la izquierda latinoamericana, con más tintes de derecha que la misma derecha. Optaré por el libro, porque para berrinche este comentario ya estuvo muy largo.

    • FSCHM

      En respuesta a Jonas Blue: Pues sí, que bien que saliste adelante, felicidades! Lástima que gente como tú se va del país, seríamos otra cosa si cada paisano trabajador se quedara, pero cada quien busca la suya, y me alegra que tú la hayas encontrado.

    • Lily

      En respuesta a Jonas Blue: Chavo, pues si el país está mejor que nunca, regresate. Acá vas a pagar una renta bien pequeña, eso sí, no vas a ganar igual que allá; acá vas a tener ‘cobertura universal de salud’, eso sí, nunca van a tener tus medicinas o los equipos médicos que requieres; acá nadie te va a discriminar, nada más los burócratas y la gente bien. Está bien chido! Vente pa’cá!

  • Angel Carrera

    “… ¿quieren que Chivas cambie y que Chivas mejore?, la única manera es apoyando y asistiendo al estadio, ningún aficionado tiene el derecho de exigir algo si no aporta…”. Jorge Vergara, para la afición Chiva.
    Y también ha dicho que le gustaría que la afición de las Chivas fuese como la del Atlas o la del Monterrey que, tanto en las buenas como en las malas, siempre “están con el equipo” (aportando habrá querido decir).
    Veo muchos comentarios donde se quejan de los altos precios en las taquillas de los estadios y de las camisetas o accesorios de los diferentes clubes, pero, la queja es porque no les alcanzan los recursos, es decir, si su ingreso se los permitiera acudirían a los estadios o comprarían cada una de las camisetas de su equipo favorito, mas la del Barcelona por Messi y la del Manu por el Chicharito.
    A fin de cuentas, nosotros también nos hemos transformado y aceptado ser solo consumidores, regulares o muy irregulares, dependiendo de nuestros ingresos, pero a fin de cuentas simples consumidores de futbol… por lo menos intentemos exigir nuestros derechos como tales.
    En cuanto a la pobreza… A diario, de camino al trabajo, paso por un crucero donde se juntan muchos niños “de la calle” (a muchos ya solo les queda lo “de la calle” porque la niñez la han dejado varios años atrás) para brindar diferentes servicios a los automovilistas. Hay payasitos nalgones, malabaristas enmascarados, vendedores de chicles y por supuesto los clásicos “limpia parabrisas”. Con el semáforo, como maestro de pista, dan su show por las mañanas y pasan vendiendo su producto o bien “ofreciendo” su servicio; por las tardes, ya con sus ganancias en la bolsa, se juntan debajo de un puente vehicular, cercano al crucero, para comer alguna tortita o taquito y para olvidarse un ratito del mundo con la ayuda del “activo” para el que también les alcanza.
    El limpia parabrisas se llama Rubén, es un chavo de 16 años que abandono la secundaria y se salió de su casa años atrás, le va al Chivas y también lo puedes encontrar en un cibercafé navegando en la web… Me pregunto; ¿serán parte de la estadística del CONEVAL y en que escalafón o decil se encontraran ubicados?, seguro que sus ingresos mensuales superan la “línea de bienestar urbana” y ya que cuenta con acceso a internet ¿Ya será de clase media TECO10?.