Sentir el futbol desde la esencia más pura

La piel se me puso chinita, los pelos de punta y reconocí un sentimiento por el que muchos pasamos alguna vez en la vida. Es el vínculo que uno siente cercano a los “dioses” del balón, la ilusión de ser parte de ellos y ser como ellos. Era día feriado y los niños se reunieron, unos casualmente y otros especialmente para la ocasión, en el entrenamiento del Club Universidad Nacional.

A la salida esperaban a los jugadores, al técnico, autógrafos, fotografías, retratos, una sonrisa, saludos. Ansiosos, cientos de niños gritaban y alababan a sus ídolos: ¡Tuca! ¡Te amamos Tucaaaa! ¡Bernal, Bernaaaaal ¡Bravo, Bravo Martín, eso es! ¡Cachas, eres mi ídolo Cachas!

Cada segundo que pasaba significaba el aumento de la expectativa, el crecimiento de la ilusión de verlos en vivo y a todo color. Crecía también el número de aficionados pumas o al fútbol en general, y de algunos despistados que se acercaban a ver qué demonios causaba tanto alboroto.

En medio de todos ellos, la prensa. También aguardaban pero más que expectantes, contaban las horas, preparaban preguntas, seguían su rutina diaria, hablaban de otra cosa: como cualquier otro día, iban a la conferencia de prensa.

Al finalizar la sesión, los medios de comunicación entraron y la gente se aglutinó para ver si podía entrar de alguna forma a saludar a las estrellas o formarse para la ansiada y preciada firma.

Entonces bajaron los futbolistas. Los niños gritaban extasiados y al borde del colapso de felicidad. Los Pumas se detuvieron dispuestos a otorgar tiempo de calidad para sus seguidores. Autógrafos, fotografías, retratos, una sonrisa, saludos.

Uno de los jugadores salió y los niños se aglutinaron, y sin organización formal pero sí espontánea se formaron. Cuando ya tenían sus firmas recabadas y la mayoría de las fotos en la memoria, se reunieron alrededor del futbolista universitario.

Fue entonces cuando recordé ese sentimiento. Como si una luz iluminara a uno de los niños, vi cómo veía a su ídolo: ojos desorbitados, pupila dilatada, corazón a tope, sonrisa inamovible, amor al fútbol desde la inocencia.

El jugador volteó hacia otro lado y el niño, más sonriente que nunca y sin dejar de ver a la estrella que tenía al lado, tocó con la yema de los dedos la playera y la frotó para sentirla. Bajó la mano y apretó con cariño los tacos con los que juega el futbolista y que llevaba cargando en la mano. Los acarició.

Todo pareció correr en cámara lenta y enfocado en esa imagen. De momento la luz que focalizaba mi atención en la escena del niño y el puma se difuminó en una toma más amplia y que describía la salida del jugador.

Me quedé reflexivo, contento, ilusionado también. Recordé mi experiencia de niño, mi pasión futbolera, el vínculo con los jugadores, similar al niño que realizó uno de sus sueños: ver y sentir a un jugador profesional, un ídolo y, seguramente, un ícono en su vida.

ELBUENFÚTBOL*
www.elburnfutbol.com

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • marco antonio

    EL FÚTBOL EN ESTADO PURO, FELICIDADES, BUEN TEXTO, COMO SIEMPRE MI ESTIMADO.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gracias como siempre Marco Antonio. Un abrazo!

  • Issac MM

    por desgracia, hoy todos preferimos (y con razón) engancharnos mas con el fútbol de Europa, más aún los niños, triste que nuestro fut también empieza a carecer de grandes ídolos

    • Emiliano Castro Sáenz

      Y sí, mira que irle al Cachas… jajaja. Gracias por tu comentario Isaac, nos estamos leyendo. Abrazo!

  • Regina

    Parece que me estoy acordando de la primera vez que fui a un partido de futbol… la primera vez que aún como reportera me quedé como dices “con los ojos desorbitados y la pupila dilatada” cuando vi de frente a Jared Borgetti jeje esa es la emoción que como futboleros no debemos de perder… quizá en México los últimos ídolos se nos están yendo, pero ver la enorme sonrisa de un niño cuando le enseña a su papá el autógrafo que consiguió, hay razones para seguirle… que bonito texto Emiliano!!… ya me hiciste el día =)

    • Emiliano Castro Sáenz

      Y tu a mí Regina… qué grandes palabras. Muchas gracias, otra vez. Gran abrazo!

  • losdf%pumas

    Mi hijo 100pre pregunta ¿por qué solo los PUMAS dan autografos? y 100pre respondo ¨A ELLOS SON Y SIENTEN ALA AFICION¨ !!!!!!EXCELENTE TEXTO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    • Emiliano Castro Sáenz

      Muchas gracias!!! Creo que no es cuestión de ellos nada más, aunque de que son dedicados, lo son. Gracias por tu comentario, saludos!

  • PumasSinaloa

    QUE BUEN TEXTO. FUTBOL SAPIENS RIFA POR QUE QUE HAY CALIDAD! SIGAN ASI!

    SALUDOS Y GOYA UNIVERSIDAD!

  • PumasSinaloa

    NO MAS UNA DUDA…POR QUE PUDIERON FOTOS DE ASIATICOS? POR AQUELLO DE “SE ME PUSO LA PIEL CHINITA” CHALE!

    • Emiliano Castro Sáenz

      No, si te das cuenta es Honda, el japonés. Se debió a dos razones: no cuento con una imagen precisa del instante, además se trata sentimiento intrínseco del futbol en cualquier rincón del planeta.
      Gracias por el comentario. Saludos!

  • manuqueso

    QUE BUEN TEXTO Q BARBAROS CASI ME SACA LAS DE COCODRILO, SE ME QUEDO LA LAGRIMA CAMPANEANDO EN EL OJO, ME RECORDO LO BELLO DE LA PASION FUTBOLERA.
    Y COMO NO TE VOY A QUERER

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gracias manuqueso, qué bueno que te haya gustado. Nos seguimos leyendo, saludos!

  • franciss ortega

    La belleza del fútbol y de los aficionados mas puros; ese sentimiento indescriptible. Excelente Emiliano.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Venga, gracias por las flores Franciss y por el excelente comentario tuyo. Un abrazo!

  • Morrison Bebido y Drogado

    A mí también me hiciste recordar cuando conocí a mi ídolo… Ramón Ramírez!, gracias 😀

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gran experiencia Morrison. Gracias por externarla y por tu comentario. Saludos!

  • JMV7771

    EXCELENTE TEXTO ME GUSTO MUCHO.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Muchas gracias por el comentario, qué bueno que te haya gustado. Saludos!