Tan fácil que es, pero no

A mi padre le queda poco tiempo de vida. Los médicos nos han dicho que todo es cuestión de horas; sólo hay que esperar el paro cardiaco. Mamá está desconsolada y es algo difícil de asimilar. Desde que nos abandonó, hace ya 15 años, se dedicó a odiarlo. Y yo también. No había día en que no le deseara la muerte. Ahora, el sentimiento es distinto: en realidad lo amamos.

No me atrevo a decírselo. Algo me limita, me impone. Es inexplicable compartirles bien a bien lo que siento. Podrían pensar que se trata de pena o lástima, sin embargo no es así. Verlo postrado en esta cama y en estado de coma, con una atmósfera silenciosa aterradora, me lleva a recordar algunos pasajes de mi vida donde él me hizo feliz…y hasta hoy lo sé.

Al anunciarnos que se marchaba porque amaba a otra mujer, nuestro mundo (el de mamá y el mío) se vino abajo. Nunca estuvo conmigo en las graduaciones escolares y en mis cumpleaños apenas y llamaba para felicitarme, siempre decía que estaba muy ocupado. Tampoco me visitó en el hospital cuando me rompí la pierna. Tenía ganado a pulso el odio.

¿Por qué tenemos que esperar la muerte para confrontar a la memoria y redimir el rencor? ¿Por qué la muerte nos descubre y confronta a la verdad? No todo fue tan malo con él. Desde chico he jugado fútbol. Más que verlo me fascina jugarlo. Pisar una cancha, sea cual sea, me hace sentir libre, valioso. En el llano, cada vez que el equipo no tenía dinero para uniformes o arbitraje, aparecía un alma piadosa y bondadosa que ponía el dinero. El entrenador nunca nos decía quién. Esa alma era mi padre.

Su esposa, la mujer por la que nos abandonó, me visitó el otro día en mi casa. Avisándome que mi padre estaba muriéndose, me entregó una caja y dijo que antes de juzgarlo y condenarlo al olvido revisara el contenido. Así lo hice. Fotografías, recortes de periódico, boletos de avión, entradas y cartas me dejaron atónito.

Las fotografías abarcan desde que debuté en el equipo del barrio, tenía 9 años entonces, hasta ahora que soy pieza clave del superlíder. Los recortes de periódico comprenden todas aquellas noticias deportivas en las que aparece mi nombre o se habla de mis goles y actuaciones. Los boletos de avión son de todos los sitios en donde he jugado, tanto a nivel nacional como internacional. Las entradas son de cada uno de los estadios que he pisado. Y las cartas…las cartas son las que siempre le regresó mamá.

Cada vez falta menos y no me atrevo a decirle que lo amo. Su rostro inerte y lleno de tubos me invita a abrazarlo y llorar. ¡Cómo agradecerle a este aficionado mudo su apoyo!, nadie me ha seguido tanto como él. Ojalá algún día se entere que durante muchos partidos debajo de la playera del equipo siempre porté otra camiseta con la leyenda “vuelve”. A quién le miento, nunca pude odiarlo: todo es asunto del rencor y del instante. Parece fácil, pero no.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web

  • Alejandro

    que barbaro me dejo sin palabras

  • franciss ortega

    Esta historia se lee como la relación entre mi padre y yo, tampoco lo pude odiar. Esta historia me llegó. Excelente Elías!

    • Franciss, agradezco esa pincelada de vida que compartes. El texto cobre sentido. Un abrazo

  • Jesús León

    Que historia tan conmovedora, Elías, de quién es la historia?

    • Jesús, la historia surge de la cabeza y emociones de tu servidor. Algunos fragmentos provienen de mi propio entorno. Un abrazo

  • damian

    EL FUTBOL es de la cosas mas especiales que une aun padre e hijo…excelente historia…

    • Damián, el futbol es más que un balón o un esquema táctico. Es cosa de abrir los sentidos para captarlo en otras formas. Un saludo

  • Issac MM

    wow tremenda historia, seria interesante saber en que o quienes se basa, siempre vale la pena esta columna de EBF

    • Issac, algunos textos que plasmo en Sapiens derivan de situaciones y personajes que me rodean. Un saludo

  • Alexis.

    Que buena historia Elias, FELICIDADES…muy conmovedora y muy realista…

  • Sin palabras, a punto de las lagrimas, 5/5.

    • Ricardo, no llores y mejor ve y abraza a tu viejo o díganse sus verdades. Un abrazo

  • Abaney Avila

    simplemente una buena historia!!! se me hizo china la piel !!

  • juan carlos

    Muy buena historia Elías¡¡¡¡
    Gracias por compartirla y ojalá hubiera más de este tipo de historias.
    saludos¡¡¡

    • Juan carlos, por nada. Hay muchas, pero muchas historias así, es cosa de abrir ojos y oídos hacia ellas. Un abrazo

  • Regina

    Creo que esta ya la había leído en su página… cosas así no se olvidan fácilmente… espero no equivocarme… muy bonita historia Elías!!!! =)

    • Regina, en efecto: está EBF* Decidí compartirla aquí gracias a un comentario que nos hicieron llegar, donde nos agradecían por haberle cambiado la vida a alguien. Esa vida hoy le da un verdadero sentido al futbol. Un abrazo

  • Tony

    Tremenda historia apunto de escurirme las lagrimas y con un nudo en la garganta!!!

  • Rodrigo

    Es el mejor Rincon Sapiens , que he leido.

    • Rodrigo, ahora sí te fallé, pues esto no es un Rincón Sapiens. Un saludo

  • marco antonio

    GRANDE ELÍAS, IMPRESIONANTE HISTORIA, REAL O FICTICIA, EL FÚTBOL ES MÁGICO.

  • reyes

    difícil contenerse ante este tipo de historias

  • Una excelente historia me hizo un nudo en la garganta

  • exelente, me llego!

  • parissi

    Estoy shockeado con la historia… hace que reflexione uno no solo sobre la grandeza del futbol, sino de la grandeza de la vida… cuantos amores mudos fraternales existen en no solo este deporte sino en todos los existentes?

    Excelente historia, espero mas contribuciones con la calidad de esta…
    FELICIDADES

  • Parissi, el futbol es la vida misma y no nada más un embrollo de tácticas. Gracias por el comentario y por supuesto que habrá (y hay) más. Un abrazo

    • parissi

      Que excelente frase me ha regalado el dia de hoy, con su permiso ira directo a mi cuenta de facebook y tweeter, debo admitir que no habia leido a alguien con tanta pasion por este deporte, y ahora entiendo, que a pesar de que el futbol me ha regalado meses de inactividad por las lesiones, y ha permeado en mi desempeño en otras disciplinas, es imposible dejarlo de jugar y observar.

      GRACIAS.

  • Ozkar

    Pfff… sin miedo, ataduras o miedo a ser juzgado te agradezco por conmover al punto del llanto.

    • Ozkar, bienvenido sea el acto de romper ataduras o miedos. Un abrazo

  • xavier

    por este tipo de historias me emociona el futbol sea el partido que sea barbaro Elias sos grande

    • Xavier, no es para tanto el último comentario, Por otra parte, el futbol es más que un partido o un balón. Un abrazo

  • Lucas

    Chale, ahora salen todos bien sentimentales……. snif snif snif snif snif…….

  • La vida es así, cuando podemos recibir de nuestros padres lo que tienen para darnos, y no lo que queremos que nos den, entonces volvemos a estar en paz. En el alma, el grito infantil siempre fue y siempre es: Vuelve!!!
    Gracias Elias. Ya lo publiqué en el face de mis alumnos como parte de una lección.

    • Angel, como también es válido confrontarlos por aquello malo que nos dan; el conflicto también puede ser punta de lanza para enderezar la comunicación; es cosa de saber qué y cómo discutimos. Agradezco el detalle y un abrazo para ti y alumnado.

  • armando gp

    esta muy buena,, se pone la piel chinita, felicidades!

  • Petr Lugozky

    muy bueno! conmovedor!

  • Abaney Avila

    ¿Cuanto escribiras el siguiente texto?; estoy ala espera..

    saludos

  • Mi estimado, Elías.
    Alli el detalle, alli el detalle de que siempre cuando se nos presenta una situacion tan extrema como la de un ser querido al borde de la muerte, nos damos cuenta que hay algo que nos hata, que hay algo que nos inpide ser libres.
    darnos cuentas de nuestros errores, esos errores como; por ejemplo, alimentar a tu alma atravez de tu mente de sentimientos oscuros, un sentimiento que no te deja estar en paz.
    ¿Como crees que alimentas a tu alma de sentimientos oscuros? ” Por tus propias conclusiones”. ( yo clasifico de ” sentimientos oscuros ” maldad, rencor, odio, desprecio).
    en lo que ibamos. Alli te das cuenta que necesitas ” perdonar y pedir perdon “. Para ser ” libre y vivir en paz “.
    No con una simple diaculpa.
    Y porque no lo hacemos? Por el simple ” miedo”. Simple y tan pesado. El miedo el gran enemigo del hombre, ese miedo que nos impide enfrentarnos a nosotros mismos. Ese miedo que nos impide saber la verdad, ese gran miedo que nos aleja a ser libre y vivir en paz.

  • Disculpa, se envio sin querer. Aun me faltaba….
    estoy en el telefono y es un poquito complicado.
    te decia que …
    perdona y pide perdon, cuando perdones a alguien lo veras con afecto y hasta con un amor posiblemente y no le recordaras el pasado, y cuando perdones a tus padres lo veras con amor, un amor incomparable, porque a pesar de todo ellos nos aman, porque ellos nos dieron la vida.
    si no por ellos, nosotros existiriamos?. No, verdad!. ……
    bueno tantas cosas por decir….uf..( me canse si no le seguiria) disculpen si hay un error de ortografia.

    Un saludo ante mano.
    De un servidor.