COPA AMÉRICA | Recuerdo del Mex-Chile ’01

Chile 0-2 México (2001)

Mexsport

Situémonos diez años atrás en el contexto del futbol mexicano.

En la espalda, Javier Aguirre tenía un poco menos de peso que cargar y no se veía tan abrumado el horizonte. A casi un mes de haber tomado la responsabilidad de enderezar el rumbo de la Selección Mexicana para no abandonar la promesa de Corea y Japón 2002, El Vasco Aguirre estaba respondiendo. De botepronto, tras haber resuelto con mucha puntualidad el primer escalón llamado Estados Unidos -dentro de la eliminatoria de Concacaf-, se le venía el monstruo imposible de la Copa América Colombia 2001.

Y con mucho corazón lo fue sorteando. Poca esperanza, el Tri se ganó el respeto rival y, mejor aún, del propio país que vio una ascendencia poco explicable. En la primera fase, de entrada y apenas como segundo partido del aguirrismo, pasó la aduana brasileña encabezada por Luis Felipe Scolari, gracias a un gol de Borgetti al minuto cinco. Luego se frenó el ritmo, volvieron las dudas y la pena. Un empate con Paraguay y la derrota ante Perú, apenas catapultó a la siguiente fase al Tricolor.

Chile y México hace diez añosEn Pereira, México enfrentaría a Chile el 22 de julio. Cuartos de final que si bien no eran accesibles -Chile no contaba con Zamorano y Salas, pero tenía a Navia (entonces en buen nivel)- no se trataba de otro imposible como Argentina, Brasil (cierto, se le había ganado) o Colombia mismo, dueño de la pasión que provoca jugar en casa. De la parte mexicana, se podía visualizar la confianza que el entrenador le fue otorgando a sus hombres. Fue prácticamente el mismo cuadro que mandó finalmente al Mundial del año siguiente.

Pero revisemos qué pasó en el partido que nos trajo aquí. Todo comenzó como la misma era demandaba: mal y de malas. Chile presionó con Navia y Montesinos al frente, aunado a Maldonado, Osorio y Villaseca en el medio campo y lo cerró. Rápido Aguirre entendió lo que no funcionaba y, cabalmente, modificó su esquema adelantando líneas, mandando a Alberto Rodríguez (lateral) a la media, como volante por derecha. Eso liberó al Cabrito Arellano, que estaba en todo su esplendor. Así se adelantó el marcador, con gol de Arellano al 17′ y la brújula permaneció estable, serena y despejada.

Aquirre hizo más cambios (metería a Zepeda en lugar el propio Rodríguez), provocó tal inestabilidad chilena que Pedro García, estratega de La Roja, también alternó su cuadro inicial, superado entonces por la potencia mexicana. Llegó a tal punto dicho envión anímico, que Chile desapareció del mapa. El Conejo no fue sustancialmente requerido, hasta jugó Sigifredo Mercado (entró por Johan) y Osorno lo concretó al minuto 78.

Un 2-0 redondo que terminaría por empujar (necesariamente tuvo que ser ese el momento) a una Selección Mexicana para llegar hasta el último juego del certamen, claro, después de pasar por encima de Uruguay. La final, segunda en la historia del Tri, la dejó escapar contra el anfitrión Colombia. Sin embargo, quedará para el recuerdo aquella victoria sobre Chile y el rescate fundamental de un equipo que se veía muerto y sin respuesta.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • angel

    Buena nota, da esperanzas para la copa america, ojala puedan hacer un buen papel.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Gracias Ángel, ya veremos cómo nos va. Saludos!

  • paco!

    y el video apá!?

    • +1

    • Emiliano Castro Sáenz

      Desgraciadamente no hay… Saludos!