CRC 0-0 ARG | Navas para nadie

Foto: Yuri Cortez | afp

Toda la noche se la guardó Navas, el portero costarricense, que atajó lo imparable y secó cualquier opción albiceleste. Su tremenda actuación relata una Argentina con mucha pelota, con tanta llegada y con poca precisión, frente a una Costa Rica combativa, puro corazón pero falta de constancia.

  • 0Costa Rica
  • 0Argentina
Costa Rica: Navas; Umaña, Martínez Vidal; Oviedo (Leal, 85’), Mora (Elizondo, 80’), Marshall, Barrantes, Borges (Guzmán, 59’), Bolaños (Ureña, 76’); Saborío, (Martínez, 88’) Ruiz. DT Ricardo Antonio La Volpe


Argentina: Andújar; Milito, (Otamendi, 46’) Garay, Angeleri, Rojo; Mascherano (Beluschi, 46’), Biglia, Sosa (Salvio, 66’); Gaitán, Pastore, Banega (Bolatti, 46’). DT Sergio Batista
Árbitro: Marco Antonio Rodríguez (MEX)
Incidencias: Partido Amistoso. Estadio Nacional de Costa Rica (San José)

De cualquier manera, el juego no fue lo que prometió o por lo menos jamás alcanzó el rango de imperdible como se había manejado. Ya el anuncio de Messi en banca acabó con mucho de lo que pudo ser el cotejo. El estadio de todas formas se llenó, las televisiones de todas formas se prendieron y estuvieron al tanto, pese a la decadencia que se fue formulando en el Nuevísimo Estadio Nacional de San José.

Faltó luminaria en la cancha entre tanta fiesta y felicidad. Tras el mal trago de no ver a Messi como titular, vinieron decepciones como la de Pastore, Gaitán, Banega o Sosa. Lo mejor de los muchachos de Batista fue Angeleri por derecha, Rojo, incluso Andújar y su defensa, pese a la poca exigencia.

Y es que, por el otro lado, también defraudaron Saborío, Bryan Ruiz y un poco Borges. La media cancha se comportó hasta la altura que le permitió Argentina dejando como principal protagonista tico a Bolaños. Le pegó a todo, filtró los pases de peligro e intentó ganar el juego. No pudo.

De esta manera, con alaridos intermitentes del público, con pasión desbordante pero opaco futbol, se escurrió el resto de tiempo. Vinieron los cambios, Beluschi y Bolatti abrieron perspectivas para los visitantes y Ureña desató locura en la tribuna para los locales. De cualquier manera, el cero estaba sentenciado: Navas, el guardameta del Albacete, siguió en la tónica de héroe.

Ahí quedó la gran fiesta tica. Ya tienen estadio, ya lo mostraron al mundo, ya lo agradecieron a quien se los regaló, ya lo estrenaron contra la mediática Albiceleste. Van invictos… ahora que comiencen a jugar, ¡por favor!

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • Tico Luis

    Tenías que ser mexicano, para hacer esa redacción!!! Costa Rica jugo bien, a la defensa sí! Pero en frente estaba Argentina no Venezuela. Sean más objetivos a la hora de escribir. Ya quisieran tener un portero como Navas.

    • Emiliano Castro Sáenz

      Saludos Tico Luis. Gracias por la crítica pero en la reseña sí se relata la excelente actuación de Navas… ¡Porterazo! Lo que es verdad es que no fue un buen juego, nada más. Saludos!

    • Fred

      Pinche centroamericano llorón Venezuela les gana sin problemas así que no menosprecies, vi el partido y si su portero tuvo buena actuación, pero Argentina jamás quiso jugar y muchos compañeros ticos comentan lo mismo.

      • TAZ

        para q se ponen a discutir… si Argentina se pone a jugar le gana facil a costa rica, ellos solo fueron a cumplir con el compromiso.
        México va a Costa Rica y les gana, vienen a México y tambien (salvo el aztecazo)

        Es como si yo me pusiera a discutir con un Argentino, no tendria nada q decir… la unica diferencia es q Mexico se le complica a Argentina y los hace jugar en los partidos oficiales, aunq siempre nos terminan ganando, pero Costa Rica no y eso q era amistoso. Si, su portero es mejor tal vez, pero dime uno mas de los diez restantes q sean mejores a cualquier mexicano.

        • TAZ

          ah si, lo olvidaba, tal vez Alvarado salga de la banca a darle la vuelta a un partido en q costa rica vaya perdiendo.

  • andres

    Lo hizo bien Costa rica, no que México dio pena ajena