DAL 1-2 COL | Campeón Colorado

Apenas en los albores de los 90 los gringos llegaron a un acuerdo con la FIFA para poder realizar el Mundial de 1994, al cambiar el modelo de soccer (un balompié demasiado extraño) que jugaban y emular algo más parecido al futbol con todas las de la ley. La Major League Soccer sustituyó a la antigua competición en el ’96, siguiendo el rumbo evolutivo al que se le sumó un acuerdo comercial con la Bundesliga. La organización ha definido este futbol pobre en tierra de ricos, que mantiene rasgos inherentes a la cultura deportiva/espectáculo de los estadounidenses.

  • 1FC Dallas
  • 2Colorado
Dallas: Hartman; Ihemelu, Shea (Cunningham 64’), Goncalves (Loyd 33’), John; McCarty, Hernández, Ferreira; Benitez, Chávez, Harris. DT Schellas Hyndman


Colorado: Pickens; Moor, Wynne, Wallace (Baudet 90+1), Kimura; Mastroeni, Larentowicz, Smith (Thompson 89’); Mullan, Casey, Cummings (Kandji 97’). DT Gary Smith
Goles: 1-0 Ferreira (35’), 1-1 Casey (56’), 1-2 John (autogol 107’)
Árbitro: Valdomero Toledo
Incidencias: Final MLS. BMO Field, Toronto, Ontario, Canadá. Lleno de 20 mil espectadores

Fueron creando estilo y en 14 años de historia, han logrado, vía fichajes de renombre y mediatización -pero todavía con poco futbol-, que algunos de los reflectores balompédicos se centren en sus juegos. Más cuando es una final. Sucedió así hoy, en la edición 2010 de la MLS Cup disputada ferozmente por Dallas y Colorado, dos equipos vírgenes en sus vitrinas.

El ritmo del partido comenzó movido, tenaz y hasta atractivo. Cayó por momentos debido a la poca calidad de sus elementos, pero el drama del final fue digno de la disputa de un trofeo. El futbol en Estados Unidos es rápido pero poco técnico. Casi no abandona el balón la cancha, mucho llegan los equipos a las áreas rivales, ralo peligro ejecutan.

De lo sobresaliente de la noche, quien se dignó a tratar mejor el balón, fue el colombiano Ferreira de los Hoops: un diez natural que tiene la calidad suficiente para comandar un equipo de MLS. A su lado, también agobiante para los rivales, fue el hondureño Chávez. Entre ellos se entendieron y formularon el 1-0 al minuto 33.

Pero no era un concierto de lo texanos. Se trataba de un ir y venir pasivo. La cámara iba de izquierda a derecha y también enfocaba a protagonistas de los Rapids. Mastroeni, Larentowicz en media cancha y Cummings arriba.

Conforme a lo parejo del juego, era justo el empate. Y como ya habían figurado un par de latinos, llegó un gringo y los puso en su lugar. El gigante Casey encaminó la remontada al 56′. Ahí cayó un poco la emotividad del juego. Se trabó con faltas insulsas y se dirigió al alargue donde, en el segundo tiempo extra, lo definió el fresco senegalés Kandji que negó los penales y apuntó sin querer su punterazo al defensor George John que la desvió y cavó la tumba de Dallas. Nada pudo hacer el bueno de Hartman, de estupenda labor.

Don Nacho Tréllez, leyenda viva de los banquillos en México, defiende a ultranza la consecución de un subcampeonato. Pero obviamente sabe mejor levantar la copa y que los papelitos adornen la foto, la fiesta y la vitrina. Si no pregúntenle a Stan Kroenke, dueño de Colorado, que a pesar de presumir de varias ‘casas chicas’ como Nuggets (NBA), Rams (NFL), Avalanche (NHL) y por si fuera poco al Arsenal de Premier League, fue con sus Rapids que pudo disfrutar finalmente de las mieles del triunfo. Enhorabuena…

A continuación el video del gol definitivo:

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • Spinossi

    Lástima por Rubén Luna y Bryan Leyva, aunque este último ya no era tomado en cuenta por Dallas.

  • Rulas

    Un juego de campeonato único en una sede neutral es, sin duda inspirado por el éxito de Super Bowl, y aquellos que sugieren que es una mala idea educadamente les digo que no entienden la singularidad del paisaje deportivo en E.U. Pero, en una liga sin descenso, los play-offs son un compromiso necesario para ampliar el interés de los aficionados hasta el final. Terminar los play-offs en un solo partido final, sin embargo, es casi arbitraria. El ganador del año pasado, Salt Lake, fue el octavo equipo clasificado en la temporada regular, y declarar campeón a un octavo clasificado puede traducirse casi como si fuera futbol amateur. Especialmente si ganas en penaltis.

    play-offs = liguilla = mediocridad…..