IND 3-1 GOI | ¡Sudamérica se tiñe de Rojo!

De los botines de Tuzzio, El Rojo definió los penales y se elevó como mandamás sudamericano. Las emociones, los sufrimientos, la agonía, todo desembocó en la explosión de júbilo que se dio cita en el Estadio Libertadores de América. La Copa Sudamericana significa para Independiente un premio luego de la oscuridad de este semestre, en el torneo local, y de 15 años de sequía internacional.

El futbol es tan bondadoso que se da el lujo de regalar fotografías como la de esta tarde en Avellaneda. Gloria, infierno, euforia, dolor… estética. La esencia del juego se presentó en la gran final de la Copa Sudamericana entre Independiente y Goiás. Lo definieron hasta el último respiro, en penales, tal y como se espera, se exige y se anhela en una final tan disputada. De otra manera hubiera sido injusto para los protagonistas de la eliminatoria, en sus 180 minutos.

  • 3 CA Independiente
  • 1Goiás EC
Independiente: Navarro; Matheu, Mareque, Tuzzio, J. Velázquez; Battion, Fredes (Velázquez 107’), Cabrera, Rodríguez (Gracián 71’); Martínez (Gómez 65’), Parra. DT Antonio Mohamed


Goiás: Harlei; Marcão, Ernando, Saci, Douglas (Santos 64’); Tolói, Amaral, M. Costa; Carlos Alberto, Moura, Neto (Felipe 75’). DT Arthur Neto
Goles: 1-0 Velázquez (19’), 1-1 Moura (22’), 2-1 Parra (27’), 3-1 Parra (34’)
Penales: 1-0 Velázquez, 1-1 Tolói, 2-1 Parra, 2-2 Everton, 3-2 Gracián, 4-2 Matheu, 4-3 Moura, 5-3 Tuzzio (Falló Felipe)
Árbitro: Oscar Ruiz (COL)
Incidencias: Gran final de la Copa Sudamericana 2010, realizada en el estadio Libertadores de América, de Avellaneda, Argentina.

Las millones de especulaciones previas al silbatazo inicial se derrumbaron en cuanto rodó la pelota en el Estadio Libertadores de América. El Turco Mohamed preparó al equipo ofensivo (pese aparentar un 4-5-1), con las variantes obligadas por suspensiones y lesiones de gente importante como la del Cuqui Silvera, con Parra de referencia en la punta. Del otro lado, un espejo de lo que fue el primer duelo en Goiânia: Arthur Neto colocó, preciso, al once idéntico que se llevó la ventaja de 2-0.

La cábala se comió esta noche al árbitro Ruiz. Independiente salió de azul, pese a que Goiás lo hizo con su tradicional casaca verde… de cualquier manera, entre las supersticiones y la poca definición/lógica que tenía tal decisión, los jugadores del Turco se aventaron con todas sus armas a destruir al rival y remontar la desventaja.

Al minuto 19, Julián Velázquez entrelazó su apellido con la historia y puso el primero para el local. Estalló el estadio que desde el comienzo hasta el final hizo su trabajo de ‘amedrentar’ a la visita. La jugada, desafortunada para el arquero Harlei, funcionó como cachetada para los brasileños. Furia mediante, se fueron al ataque y empataron tres minutos después con una gran definición de Moura, el eterno coco de los rojos (azules esta noche).

Esos minutos fueron los mejores de la final. Ir y venir, hasta el tiki-tiki iluminó la cancha. Tanto cariocas como gauchos se brindaron un juegazo durante 20 minutos. A pesar de esa bella incertidumbre, fue Parra quien se encumbró sobre los demás. Su doblete, al 27′ y al 34′ sentenció la voltereta global de los argentinos.

Vinieron errores, fallos arbitrales, postes y mucha presión. Goiás fue empujando peligrosamente al Independiente a su propia área y así se jugó la mayor parte del complemento. Mohamed trató de interpretar esa agonía, pero la intensidad mandada por Neto le ganó la partida, estratégicamente. No alcanzó, sin embargo, y pese a la insistencia, llegó la prórroga. La última jugada de los 90 minutos, fue un gol anulado por el central a los brasileiros, ante posición adelantada de Moura.

Los tiempos extras se apestaron de olor a penales, con un Independiente exterminado en el renglón físico y un Goiás que apostó por definirlo en los once pasos. Aunque los arqueros no fueron determinantes, la ruleta rusa evidenció a un marrullero Navarro de 30 años, frente a un temeroso Harlei, ocho años mayor que el argentino. Finalmente, el tiro al poste de Felipe (para igualar a 3) le dio vía libre al experto, maduro y líder Rojo, Tuzzio, para sentenciar la copa y amarrarla al que alguna vez fuera conocido como El Rey de Copas.

Hoy reinó de nuevo… y desde su infierno se coronó justamente frente a un combativo (y descendido) Goiás.

Videos:

Galería:

[Fotos: AFP]

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • Quito

    pues qué bueno tener estas noticias, pero uno que es mexicano,y le quitan a los clubes mexicanos, nos importa un comino esta copa ya… con excepción de uno q otro jugador joven argentino o brasileño, ver esta copa es como ver la liga mexicana (y con clubes muchas veces desconocidos cuando son colombianos o venezolanos)

  • lalo de leon

    ubiera sido una mejor final si los del turco ubieran enfrentado al palmeiras