Cervantes reconoce deuda con la afición

Horacio Cervantes asumió que está en deuda con él mismo, pero tambien con la aficion de Cruz Azul, tras la expulsión del partido de liguilla del torneo Apertura 2010, frente a Pumas y aseguró que intentara salir con vergüenza deportiva.

Sabe incluso que cuando vuelva a jugar un partido con la Máquina, en el estadio Azul, frente a los felinos en la jornada 3 del torneo Clausura 2011, pues tiene un juego de suspensión y podría ser abucheado, pero tendra que aceptar ese bochornoso momento.

“Con mucha humildad y mucho respeto ante las críticas, yo me rompere lo que sea para poder sacar esa vergüenza deportiva. Si me toca jugar en la fecha dos, porque estoy suspendido o en al tres, cuando estaremos en casa (ante la UNAM) y me abuchea la gente, que bueno que lo hagan, estan en todo su derecho”, señaló Cervantes.

El zaguero central, quien ha sido visto como el principal villano en al eliminación celeste, en el torneo Apertura 2010, por la tarjeta roja a la que se hizo acreedor por dar una patada en la cabeza al argentino Martin Bravo, al final del primer tiempo del partido de vuelta de cuartos de final.

Por otra parte, lamentó la salida de Joel Huiqui y dijo que si la directiva considera pertinente traer a un refuerzo para la zaga central, a él sólo le corresponde entrenar al máximo para pelear por un puesto.

(AGENCIAS)

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web

  • Cervantes debe de salir de la maquina, desde que llego solo ha hecho tonteria y media, y cuando parecia que estaba jugando bien, comete errores infantiles como en la pasada liguilla contra los Pumas. Su expulsión fue fundamental para que los Pumas se llevaran el pase a la seminifinal.