Romero asimila y se recupera en familia

El tiempo no tiene retorno. El futbol, como muchos otros aspectos en la vida, está lleno de imponderables y para los futbolistas, las lesiones son una desgracia latente que llega sin previo aviso y sin merecimiento para muchos. En lugar de buscar culpables, Mauricio Romero asimila que se trató de un accidente al que cualquier profesional está expuesto. “Lo que pasó, lamentablemente pasó, no podemos volver atrás, si me he sentido muy mal porque nadie espera una situación así, se que fue un accidente y lo tengo que aceptar como tal, lo más importante ahora es que pueda apoyarme con mi familia que está conmigo, e ir paso a paso cumpliendo la recuperación que me ha pedido el médico”.

Antes que tocar otro tema, Mauricio quiso agradecer a la afición por el apoyo incondicional mostrado por todos lados, como las redes sociales, por ejemplo. “Primero me gustaría agradecerle a la afición, mi señora me ha mostrado un poquito en la computadora el facebook, la fuerza que me está brindando la gente de Morelia y también aprovecho para agradecerles al club, a la directiva, a mis compañeros, que he recibido llamadas de ellos de apoyo y a mucha gente de acá de Morelia que me ha manifestado de alguna manera dándome esa tranquilidad para que pueda salir adelante”, agregó.

Romero está tranquilo porque las palabras recibidas por el encardo de su cirugía le ahuyentaron muchos miedos. “El doctor Rafael Ortega también me dejó tranquilo la preocupación de uno es ¿cómo va a quedar?, si vas a quedar bien, si vas a volver a jugar porque lo primero que uno siente es que se asusta por la gravedad de la lesión…

… él me manifestó o me dio tranquilidad, me dijo que la operación había salido bien, que no iba a quedar ningún tipo de secuela y que en cuatro meses estaría entrenando normal o estando cerca de volver a jugar, entonces estaríamos pensando, si Dios quiere, el siguiente torneo podría estar”.

Dentro de lo negativo de la lesión, hay aspectos positivos que le fueron fundamentales para mantenerse fuerte en el momento más duro, como la presencia de sus familiares, incluyendo su padre, quien tenía unos días en México previo al incidente. “Casualmente habían venido de Argentina al partido con Pumas y pasó esto, fue un momento duro en general para la familia pero le tengo que ver el lado positivo, estoy tranquilo en casa, estos dos días en el hospital no han sido gratos, pero en casa estoy más cómodo y lo importante que es poder llevar con paciencia el tiempo que falta, conociéndome se me hace un poco difícil, pero tengo que ir respetando los tiempos, lo importante es que el hueso se una y que pueda volver a jugar cuando el médico me diga”. Romero viene de vuelta.

[TEXTO MARCO MALVIDO]

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web

  • Alejandro

    un preguuuuuuntale!! jajaj xD