GDL 1-0 NEC | Marco Fabián Tenamora

Fotos: Refugio Ruiz | Mexsport


Desde hace un tiempo que Marco Fabián viene anunciando un nivel superior al de sus compañeros, el tipo es constante, sonante, preciso y conciso. Ha llegado a un punto en su carrera tan maduro, pese a su edad, que puede decir sin problemas que carga con el equipo.

Así se desarrolló la noche en el Omnilife. Necaxa prácticamente guardado en su medio terreno, se dedicó a cortar el juego y rezar por que llegara una del cielo, pero nunca pasó. Brailovsky algo se ha de estar guardando, porque ya van varias semanas de su mandato hidrocálido y no termina de cuajar la idea, si es que la hay.

  • 1Guadalajara
  • 0Necaxa
Chivas: Michel; Enríquez, Magallón, Reynoso, Ponce; Medina, Araujo (Baez 46’), Fabián, Esparza; Sánchez (Bautista 54’), Arellano. DT José Luis Real


Necaxa: Pérez (Vázquez 46’); Saavedra, Rincón, Padilla (Cervantes 55’), Quatrocchi, Ledesma; Mosqueda, Everaldo, Luis Pérez (Gandín 69’); Viudez, Pavlovich. DT Daniel Alberto Brailovsky
Goles: 1-0 Fabián (68’)
Árbitro: Jaime Herrera
Incidencias: Jornada 12 del Apertura 2010, realizada en el Estadio Omnilife

Las Chivas fueron dueñas del partido sin hacerlo de manera superespectacular. Simplemente, tal y como está la situación, lograron ser más peligrosos cuando se lo propusieron aunque todavía con esa frágil contundencia. En gran medida a las apariciones constantes de Fabián que se intercalaba de banda con Medina a su antojo y filtraba, filtraba, filtraba a cada rato.

Hasta que en el segundo tiempo, ya con Iván Vázquez -que se mandó un partidazo- en lugar del Conejo en la portería necaxista, De la Mora encontró la manera de traducir sus ganas, intenciones y capacidades. Llegó corriendo hasta la línea final y empezó la gran jugada de la noche: alzó la vista y no encontró a nadie, entonces dispuso encarar y encaró; dispuso regatear y regateó; dispuso amagar y amagó; y al final ya cuando el Omnilife prácticamente delataba su orgasmo, dispuso anotar y anotó. Pero el festejo, como de futbol americano, acabo con la sonrisa y dejó un signo de interrogación monumental.

No hubo mucho más. Como en la mayoría de cotejos de la alicaída liga mexicana -y específicamente en el Rebaño del Güero-, el ganador se fue a encerrar el resultado obtenido y a rezar -paradojas del destino, fue turno del Guadalajara- por el triunfo de esa mínima diferencia. Si acaso un par de descolgadas rojiblancas que, o terminaban en las manos de Iván el Terrible o en las imprecisiones fatales de Arellano.

Apareció entonces Luis Michel, ignorado durante las cámaras durante los minutos anteriores. Bien pudo sentarse en la base de su poste derecho, leerse un librito y emular la imagen del Tubo Gómez que se enmarcó en los anales del futbol mexicano. Pero no, el arquero chiva actual decidió pasar el rato concentrado y hablar, como es debido, en la cancha. Así tapó las esporádicas llegadas en el ocaso tanto de Gandín como de Pavlovich, Viudez y compañía.

El silbatazo final de Jaime Herrera, fue el primero de la liga en la cancha sintética de Zapopan que no estuvo ligado a chiflidos y abucheos, sino de un agradecimiento pasivo en general. Mientras las Chivas de Fabián escalaron hasta la onceava posición de la tabla y mantuvieron la velita de la calificación tenue pero encendida, los rayos del Ruso se atascaron en el penúltimo renglón de su grupo y en el décimo cuarto de la tabla general.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • minirrudo

    No puede ser posible que Brailovsky les haya dejado la iniciativa a las Chivas gran parte del juego, Necaxa fue demasiado predecible durante grandes lapsos del partido, y sigue poniendo al bulto de Pavlovich, desgraciadamente cuando quiso atacar ya no le alcanzó, una verdadera vergüenza ver al Necaxa tratando de aguantar, el resultado, lo que demuestra que el Ruso si es un buen COMENTARISTA.

  • Ni siquiera el gran momento de Fabián logra lustrar a estas opacas Chivas.