ATS 1-2 PAC | Se robaron la diversión

FOTO: Refugio Ortíz | Mexsport

Pachuca lució tieso. Si existe algún formato de juego mandado por Marini, sería interesante entenderlo, siquiera escucharlo. Trazos que cubrían el ancho del campo, pero sin repercusiones. Dos líneas marcadas de cuatro, pero incluso separadas. Se trata de los Tuzos más individuales de los últimos tiempos, y que sólo por haber tenido enfrente a un Atlas inmaduro, fue capaz de robarse los 3 puntos del Jalisco.

  • 1Atlas
  • 2Pachuca
Atlas: Hernández; Torres, Jiménez, Fuentes, Flores; Ortega (Campos 53’), Vera, Espinoza, (Osorno 76’), Pacheco; Alférez (Robles 61’), Moreno. DT Benjamín Galindo


Pachuca: Calero; Aguilar, López, Mustafá, Rojas; Torres, Peña, Pérez (Mañón 70’), Manso (Arizala 90’+3); Benítez, Cvitanich (Vidal 77’). DT Pablo Marini
Goles: 1-0 Moreno (28’), 1-1 Manso (31’), 1-2 Cvitanich (73’)
Árbitro: Roberto García Orozco
Incidencias: Jornada 15 del Apertura 2010, realizada en el Estadio Jalisco que reportó un buena entrada

Al contrario, Los rojinegros estuvieron representados por once personas que en realidad lo hicieron como un solo conglomerado. No había mucho tránsito en medio campo pues los latigazos constantes arremetían contra la portería Tuza. El problema del Atlas es que por más atractivo que sea su estilo de juego, tienen que afrontar la realidad, salir de su ‘Nunca Jamás’ y madurar, aunque ese ya no sería ese peculiar Atlas de Guadalajara. A lo mejor y conviene más.

El gol de Moreno cayó de manera congruente a lo visto hasta ese momento. No había un dominante en sí del espectáculo, pero sí era más preciso el equipo del Maestro Galindo. Lo cierto, es que las esporádicas llegadas del Pachuca, aisladas de excelente manera por Tabla Hernández, sí llamaban la atención. Atlas no respetó eso… así que el 1-0 no garantizó otra cosa más que la reacción contundente del Pachuca.

El partido lo igualó Manso tres minutos después de que el Jalisco entrara en una gracia sinfónica. El desarrollo que siguió a continuación fue ver a un equipo de Marini satisfecho con el empate y replegado e inconexo. Atlas metió otra velocidad y por más que insistían, o Calero o Romita -por la banda- o Paul o Mustafá -encantado de llamarse Beduino por el Perro Bermúdez, según él-, alejaban las intenciones locales, que en eso se quedaron.

Ni Alférez, tan desgastado al final como su sobrepeso, ni Moreno, desesperado en el ocaso, ni Pacheco, harto en la agonía. Fue Cvitanich quien aceptó el trabajo de volverse el malo de la película y acabar con el sueño rojinegro y de una vez por todas, con el atractivo visual del partido. El contraataque resuelto por el argentino, concluyó con 70 minutos de buen ambiente futbolístico.

Lo demás, sobró, pues el desánimo atlista significó su propia tumba. Es el resumen perfecto a su temporada e historia reciente: mucho ánimo, muchas ganas, poca contundencia, fallos y finalmente, impotencia.

Al fin de cuentas, los Tuzos avanzan todavía con algún hueco de luz en la calificación y Atlas con un hueco profundo en el descenso, que ni el mismísimo buen futbol, al parecer en esta ocasión, podrá salvar.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • somos del atlas y por atlas la rompemos.. u.u la aficion esta respondiendo, el equipo responde con buen futbol.. pero lo mas importante del futbol es el triunfo y no se nos estan dando, atlas el gran animador de la liga.. pero para sus rivales.. por que para nosotros rojinegros aveces duele reconocer que aunque juegues mejor que el rival y muchos otros equipos de primera,, eres tan endeble que en un abrir y cerrar de ojos ya perdiste el parido.. venga atlas! los amigos del balon no se van!

  • Oscar

    Quien escribió esta columna, Emiliano, o no vio el partido, o le va al Atlas o de plano no sabe de fútbol…Pachuca fue sumamente superior y tuvo momentos de buen fútbol…